SINIESTRALIDAD LABORAL EN MÁLAGA 2018

SINIESTRALIDAD LABORAL EN LA PROVINCIA DE MÁLAGA EN 2018

Últimos datos estadísticos referentes a los accidentes de trabajo ocurridos en Málaga en el año 2.018, según el Centro de Prevención de Riesgos Laborales.

31/01/2019 |

Imagen noticia

En el 2018, el total de accidentes (22.491) ha aumentado un 7,30% respecto del mismo periodo del 2.017.

Analizando la siniestralidad por gravedad, aumentan los accidentes tanto en Leves como en Graves (+7,34% y +6,51% respectivamente), disminuyendo en los accidentes mortales (-22,22%).

En jornada, los sectores con mayor número de accidentes son, por este orden:

Servicios (12.741), Construcción (3.647), Industria (1.763) y Agricultura y Pesca (624).

El número total de accidentes en Jornada aumenta un +6,89% (18.775 accidentes), traduciéndose  por sectores de la siguiente manera: Construcción (+32,00%). Industria (+12,15%), Agricultura y Pesca (+4,00%) y Servicios (+1,00%). Por gravedad, destaca el descenso de los accidentes Graves en los sectores de Industria (-33%), Agricultura y Pesca (-20%) y Construcción (-8%), aumentando en el sector Servicios un (11%).

En cuanto a los In Itinere, el número total de accidentes (3.716) ha aumentado un +9,39% con respecto a 2017. En cuanto a la gravedad, aumentan tanto los accidentes Leves (+9%) como los graves (+28%), disminuyendo los accidentes mortales (-50%).

El número de accidentes mortales en 2.018 desciende (de 18 a 14 accidentes) en comparación con 2017. Analizando la Mortalidad en Jornada Laboral (13 accidentes en total), los accidentes Traumáticos han sido 4, los No Traumáticos 9 (Infartos).

En cuanto a los accidentes In Itinere, se produce una bajada de (2 a 1 accidente).

Por sectores 10 han sido en el sector Servicios, 2 en Construcción, 1 en Industria y 1 en Agricultura y Pesca.

Entre los accidentes mortales, 13 han sido hombres y 1 mujer.

Las causas más frecuentes de muerte por accidente laboral durante la jornada de trabajo siguen siendo los infartos. Con nueve fallecidos por esta causa en 2.018.

No ha cambiado el hecho de que los accidentes sin baja sigan siendo más numeroso que los que sí provocan la baja, hecho que se viene repitiendo desde la gran crisis y ha sido provocado porque las Mutuas han endurecido sus criterios para conceder bajas laborales, reservándolas solo para aquellos casos que revistan mayor gravedad.

No cabe duda que la siniestralidad se está incrementando y esto no sólo es debido al incremento en la afiliación a la Seguridad Social, sino que está unido a la precariedad en las nuevas contrataciones, predominantemente temporales en las que no se cumplen las obligaciones empresariales de formación, información, vigilancia de la salud, etc.

Tras el análisis de las cifras de accidentes laborales, resaltar las conclusiones extraídas del Informe Anual de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social de 2.017 y que ponen de manifiesto las deficiencias existentes en materia preventiva, así citamos textualmente:" A pesar de la relación que existe entre una correcta organización del trabajo y de la planificación de las actividades de prevención con la disminución de la siniestralidad, se siguen realizando evaluaciones de riesgo de carácter genérico que no se adecuan a las particularidades de los riesgos y las actividades de los centros de trabajo y de las empresas en detrimento de la eficacia preventiva evidente que presentan estas herramientas."

Desde el sindicato debemos seguir denunciando la necesidad de potenciar las actuaciones en materia de prevención de riesgos laborales en nuestro país, así como el fomento de la actividad inspectora en los centros de trabajo para comprobar el cumplimiento real de la normativa vigente en seguridad y salud laboral, ya que las empresas están más preocupadas con evitar multas o sanciones que por realizar una efectiva integración de la prevención.