Comunicado de Prensa.

DEBATE ACTUAL

Uno de los debates actuales, que no diría yo que sea el más importante, pero si uno de los más trascendentes, es sobre si se cierra totalmente la producción en nuestro país, como consecuencia de la pandemia SARS-COV2, provocada por el COVID-19.

25/03/2020 |

Imagen noticia

Uno de los debates actuales, que no diría yo que sea el más importante, pero si uno de los más trascendentes, es sobre si se cierra totalmente la producción en nuestro país, como consecuencia de la pandemia SARS-COV2, provocada por el COVID-19. El cierre total de la producción, aparte que no sería total, porque la producción básica, el sector primario, el abastecimiento de productos esenciales, farmacias y otros más, no se puede paralizar. Sería provocar una catástrofe económica y social mayor, por ello las empresas que puedan trabajar, que lo hagan, eso sí, con las medidas de protección adecuadas, para los trabajadores.  La prioridad es la salud de la población, y la salud de los trabajadores, pero también salvaguardar el empleo con el fin de recuperar el crecimiento. No dejemos de un lado que, con las actuales medidas laborales, un tercio de la población activa de Andalucía se va a encontrar acogida a un ERTE.

A medida que los acontecimientos se van produciendo, hacemos análisis más acertados sobre las medidas que hubieran sido más adecuadas a tomar.

Sí. El estado de alerta, el confinamiento se tenía que haber decretado antes, no sé si una o dos semanas antes, como también desde hace más de un mes, las Residencias de Ancianos tenían que haber sido dotadas del material de protección, de kits diagnósticos y de tratamiento antiviral. Además de restricción y control de visitas. Eso sí, posiblemente hace un mes, no había evidencias significativas del cual es la mejor combinación de antivirales para el tratamiento y para la profilaxis postexposicion.

Y la sanidad tenía que haber previsto con tiempo, que una pandemia como la actual, requería de un arsenal de material de protección, material de tratamiento como los respiradores. Y la sanidad publica, tampoco debiera haber sido tan agredida, tan debilitada, con las externalizaciones, privatizaciones, disminución de plantillas de sanitarios y personal de gestión y la merma en sus presupuestos.

Ante esta situación, sería muy recomendable para el interés de los ciudadanos, que las distintas administraciones acordaran pautas de actuación dirigidas a conseguir el bien común. Y se echa en falta la solidaridad y la responsabilidad de los responsables de algunas de las administraciones. Otras, como es en nuestro ámbito, en Málaga, si están dando muy buenas sensaciones y están actuando de forma leal, y hablo del Ayuntamiento de Málaga, con su alcalde y la oposición sumando esfuerzos.

Por todo ello, que el objetivo de la derecha política y sus medios de comunicación afines, sea derribar al gobierno, tampoco sorprende a muchos. Nosotros debemos seguir teniendo claro que es entre todos como conseguiremos superar esta situación. Este virus lo paramos unidos.