«Atrás

¡Ni una agresión más contra las y los que luchamos!

¡Ni una agresión más contra las y los que luchamos! ¡Basta ya de impunidad!

En los últimos días y al calor de las movilizaciones alentadas por Vox y el PP, en Andalucía hemos sufrido varios ataques de la derecha y la extrema derecha a los militantes y activistas de la izquierda. La primera fue a un compañero de la UGT

01/06/2020 |

Imagen noticia

En los últimos días y al calor de las movilizaciones alentadas por Vox y e lPP,en Andalucía hemos sufrido varios ataques de la derecha y la extrema derecha  a los militantes y activistas de la izquierda.La primera fue a un compañero de la UGT, al que un grupo de 8 fascistas participantes delamanifestación en calle Larios en Málaga agredieron brutalmente dándole una paliza mientras estaba indefenso enel suelo.La segunda,en la ciudad de Granada,entraron en casa de un conocido activista de las marchas de la dignidad y agredieron brutalmente a él y su familia para quitar después labanderarepublicana que colgaba de su balcón. Finalmente, el domingo 24 de mayo,tres compañeros del Sindicato de Estudiantes de Málaga sufrieron la persecución, acoso y amenazas de un elemento de la extrema derecha, fruto de ser conocidos por su papel al frente delas huelgas estudiantiles en defensa de la educación pública, de los derechos de la mujer trabajadora y el colectivo LGTBI y contra los ataques de la derecha a nuestros derechos.

Esta persecución no es casual ni anecdótica,sino la respuesta furiosa—alimentada sin descanso por el PP y Vox— a las huelgas y movilizaciones de la clase trabajadora y la juventud. Las bandas y ele- mentos fascistas que nos están atacando responden así a las grandes victorias que hemos impuesto con  nuestra lucha:defendiendo los derechos de la mujer trabajadora, de nuestros hermanos y hermanas

refugiados e inmigrantes,levantando las marchas de la dignidad,la marea blanca y la marea verde para impedir la privatización de la sanidad y la educación públicas, tumbando las reválidas franquistas del PP,etc.Unas luchas que han sido decisivas para echar al PP de La Moncloa e imponer unGobierno de la izquierda. Una muestra más de la decisión que hemos mostrado para frenar a la derecha y la extrema derecha,que ya se veían en el Gobierno central.

La patronal y la derecha necesitan atacarnos y acabar con la capacidad de lucha de la clase trabajadora para mantener sus enormes beneficios y están decididos a hacerlo como históricamente lo han hecho: mediante la violencia y agresión para amedrentarnos.ElPartidoPopular,Vox,Cs y la reacción de de- rechas son los que han provocado,con sus recortes y ataques, la crisis sanitaria desatada ante la pandemia del COVID-19.

Para ocultar su responsabilidad en este desastre y desgastar al Gobierno han orquestado las movilizacionesquehemosvistolasúltimassemanasenel barrio de Salamanca en Madrid o en la Plaza de la Constitución en Málaga. El pasado día 23 también organizaron una "caravana por España"que contó en Málaga con unos cientos de vehículos y con la que pretendían mostrar el músculo de la base social de la derecha y la extrema derecha. Es en esta situación en la que se están dand oestas agresiones contra activistas de la izquierda.

Es realmente pasmosa la impunidad de la gozan estos elementos que, mientras incumplen todas la medidas sanitarias de seguridad —como ocurrió en la manifestación de la calle Larios en Málaga— son tratados con la mayor amabilidad por la policía. La situación no es distinta cuando después salen a perseguir y apalear a sindicalistas o activistas dela izquierda. ¡Es una auténtica vergüenza y no lo podemos permitir!

Las organizaciones firmantes condenamos estas agresiones y exigimos tanto al alcalde deMálaga —Francisco de la Torre— como al delegado del Gobierno en Málaga terminar con esta situación de impunidad que permite a estas bandas campar a sus anchas sin la menor consecuencia. Esta realidades la que les da a las para seguir extendiendo el odio y persiguiendo a activistas,sindicalistas,inmigrantes, apersonas LGTBI.Mirar para otro lado y no tomar ninguna medida significa convertirse en cómplice de estas agresiones.

También queremos destacar que la única forma de para resta ofensiva de la ultraderechaylareacciónes respondiendoconlamovilizaciónylalucha.Llegar apactosconlospartidosquealientanestaofensiva desde la tribuna del parlamento no es lasolución.

¿Cómo vamos a combatir a quienes alientan a las bandas fascistas que nos agreden y quieren aplastar nuestros derechos llegando a pactos con ellos? La maravillosa respuesta de la juventud y las y los trabajadores en los barrios obreros de Madrid —que han expulsado a estos grupos fascistas conconcentraciones y manifestaciones de repulsa por parte de los vecinos— marca el camino. ¡Así se combate al fascismo! No vamos a esperar de brazos cruzados a que "los fascistas se cansen" ni a mirar para otro lado mientras nos agreden.

Llamamos a la solidaridad de todas las organizaciones y colectivos de la izquierda, a denunciar esta situación y a frenar al fascismo y la ofensiva de la extrema derecha de la única forma posible: con la movilización contundente de los trabajadores y la juventud.