UGT Andalucia alerta de la insuficiencia de las medidas aprobadas para los colectivos más vulnerables

UGT Andalucia alerta de la insuficiencia de las medidas aprobadas para los colectivos más vulnerables

La pasada semana, el Gobierno de España aprobó la ampliación de varias medidas en materia de alquiler de vivienda para proteger a los colectivos más vulnerables y mantener el escudo social frente a la pandemia que estamos sufriendo. Para UGT Andalucía, todas estas medidas que ayudan a paliar la difícil coyuntura que muchas personas están sufriendo debido a la situación de crisis sanitaria en la que estamos inmersos, nos parecen acertadas, pero volvemos a reiterar que resultan escasas para las complicadas situaciones que la ciudadanía está padeciendo.

08/10/2020 |

Imagen noticia
Multitud de personas no perciben apenas ingresos, habiendo agotado en muchos casos, las prestaciones, subsidios y ayudas a las que tenían derecho, y  que ven dilatado en el tiempo la percepción de ingresos con los que subsistir. Nos referimos concretamente al Ingreso Mínimo Vital, que en muchos casos va a ser la única ayuda económica con la que puedan mantenerse. Por lo que exigimos que se les dé respuesta urgente y de una vez por todas a estas personas que están en riesgo de pobreza y exclusión social. 
 
Por tanto, tal y como hemos señalado apoyamos que se haya aprobado la prórroga automática de los contratos de alquiler que vencen próximamente para evitar las subidas abusivas, la paralización de los desahucios por impago de la renta y un aplazamiento de las mensualidades cuando el propietario de la vivienda sea un gran tenedor o una entidad pública hasta el próximo 31 de enero de 2020. Concretamente, las medidas que continúan en vigor hasta el próximo año son:
 
La Prórroga de los contratos de alquiler. El 1 de abril pasado, entró en vigor la prórroga extraordinaria de seis meses en los contratos de arrendamiento de la vivienda habitual que vencieran en los dos meses siguientes a la entrada en vigor de la norma. Y ahora el plazo se ha ampliado por otros seis meses más.
 
La suspensión de los procedimientos de desahucio y de los lanzamientos para aquellas personas inquilinas en situación de vulnerabilidad que se queden sin alternativa habitacional.
 
La continuación de la obligación de los grandes propietarios de vivienda a renegociar el pago del alquiler de la vivienda. Como recordamos, en caso de que la persona propietaria de la vivienda alquilada tuviese 10 o más inmuebles alquilados, la persona inquilina  puede acogerse a una moratoria del pago de la renta mientras durara el estado de alarma o si persistía la vulnerabilidad, continuando en los mismos términos esta obligación. 
 
Sin embargo, no se ha aprobado  el aumento en el plazo de solicitud de las moratorias hipotecarias de la vivienda habitual, cuestión con la que estamos totalmente en desacuerdo,  ya que no han abordado la situación económica descrita anteriormente y que abundará en la pobreza de las personas, provocando el aumento del endeudamiento familiar y como consecuencia, su pobreza. Aprovechamos también la ocasión para manifestar nuestro descontento con la gestión que se ha realizado de las mismas, ya que las entidades financieras han dificultado en numerosas ocasiones su aplicación, haciendo que el procedimiento para que la persona interesada pudiese solicitarla fuese engorroso y complicado.
 
También  y por último, se ha aprobado la extensión del bono social eléctrico hasta junio de 2021, cuestión con la que estamos plenamente de acuerdo. En este sentido, las unidades familiares en la que alguno de sus miembros se encuentre en situación de desempleo, de ERTE o que haya visto reducida su jornada por motivo de cuidado podrán tener una reducción directa en la factura de la luz hasta junio de 2021.
 
La extensión también se hace para los empresarios que afrontan situaciones similares y que, por tanto, puede suponer una pérdida sustancial de los ingresos.