La temporalidad de nuestro mercado laboral al descubierto: crece el paro en un mes de septiembre en el que bajó en el conjunto del Estado

La temporalidad de nuestro mercado laboral al descubierto: crece el paro en un mes de septiembre en el que bajó en el conjunto del Estado

El paro crece en 4.416 personas (0,55%) y se sitúa en 800.810 desempleados. Disminuye, con respecto a hace un año, en 155.091 trabajadores (-16,22%), porcentaje que empeora más de 6 décimas la interanual registrada en agosto (-16,85%), aunque se mantiene por encima del descenso medio obtenido en el Estado (-13,73%). Tras medio año consecutivo reduciendo mes a mes el nivel general de desempleo, volvemos ahora a verlo incrementado.

04/10/2021 |

Imagen noticia

Andalucía ve, a su vez, empeorada su posición relativa en el seno del paro estatal: el 24,58% de los parados del Estado son andaluces, porcentaje que se eleva casi 7 décimas con respecto al del mes pasado (23,89%). El 8,14% de los desempleados son menores de 25 años, proporción que también crece tres décimas y media con respecto a la del mes pasado (7,79%).

Las trabajadoras andaluzas en paro, en el mismo sentido, vuelven a ver incrementado, su peso relativo (59,78%), entre el conjunto de desempleados respecto al mes anterior (59,32%). Solo el paro entre los trabajadores extranjeros sigue reduciéndose y de manera destacada (-3,88%). Además, el descenso interanual (-25,45%) resulta 4,5 puntos superior al dado en el conjunto del Estado (-21,00%).

El sector servicios continúa recogiendo a más del  65% de nuestros parados (66,63%). Durante este mes, el paro se ha visto reducido tres de los cuatro grandes sectores de actividad económica (todos menos los servicios junto con el colectivo de trabajadores sin empleo anterior), lo que evidencia la excesiva y desaconsejable terciarización de nuestra economía

Por provincias, el desempleo ha logrado bajar en tres de ellas: Almería (-2,61%), Sevilla (-1,91%) y Córdoba (-0,98%).. Entre todos los incrementos, destaca el alcanzado por Cádiz (4,39%). Aunque en menor medida, Málaga (1,97%) y Granada (1,23%), destacan también entre las provincias con mayor subida del paro.

En septiembre se realizaron 109.945 contratos más que en el mes anterior, lo que supone un importante crecimiento del 36,28%. Además, la contratación temporal continúa siendo la absoluta protagonista en el conjunto de los contratos registrados: el 93,57% de los contratos firmados fueron temporales.

A su vez, 31 de cada 100 desempleados andaluces han agotado sus prestaciones  y la prestación contributiva por desempleo apenas si se sitúa, de media, 815,80 € al mes, casi 24 € inferior a la media estatal (839,60 €).

Por todo ello, desde UGT:

Analizados los datos de septiembre, valoramos negativamente el incremento del paro. Aún siendo conscientes de que ha sido menor de lo habitual en el mes de finalización del periodo estival, lo elevadamente complicado de la situación por la que atraviesan las economías domésticas provoca que cualquier nuevo incremento del paro, por reducido que sea, tenga repercusiones dramáticas. Por este motivo, demostrada  nuestra responsabilidad en los momentos más duros de la pandemia, ha llegado ya el momento de las reivindicaciones.

Reivindicamos empleo decente y denunciamos los recortes que vienen sufriendo políticas públicas tan esenciales como la sanidad, la educación o la dependencia. Por otro lado, la política económica sigue sin apostar por la necesaria diversificación sectorial, cuestión fundamental para, de una vez por todas, erradicar la pobreza y las desigualdades sociales de nuestra tierra. Igualmente, exigimos un importante incremento en la inversión pública en infraestructuras para el desarrollo así como una mayor participación en el diseño de las políticas a implementar con los nuevos Fondos Europeos.

El debate y aprobación de los presupuestos, independientemente del ámbito geográfico al que correspondan, siempre supone una nueva oportunidad para dotar a la ciudadanía andaluza de unas cuentas públicas capaces de ordenar el proceso de recuperación económica, logrando que el mismo redunde en mayores niveles de progreso social, de igualdad y de justicia. Para que esto sea así establecemos cinco cuestiones fundamentales:

Transformación productiva basada en la industrialización.

Refuerzo y blindaje de los servicios públicos y de la protección social.

Lucha contra el paro y la desigualdad, priorizando los intereses de los más vulnerables.

Más y mejor inversión pública en infraestructuras para el desarrollo productivo.

Mejora de la transparencia en la gestión del conjunto de los Fondos Públicos.

Bajo estas premisas, llamamos al conjunto de la clase trabajadora andaluza a aprovechar el próximo 7 de octubre, Día Mundial por el Trabajo Decente y por la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, a participar en cuantas movilizaciones sean convocadas por nuestro Sindicato.