la interanual más alta desde septiembre del 92

Inflación intolerable (5,6%): la interanual más alta desde septiembre del 92

En la mañana de hoy hemos conocido el indicador adelantado del Índice de Precios de Consumo, elaborado por el INE. El dato publicado constata que los precios se volvieron a incrementar con respecto al valor de octubre. En esta ocasión, el 0,4% de tasa mensual registrada por el indicador general de precios supone otro intolerable repunte a añadir a los registrados en los últimos 4 meses de forma consecutiva. Además, este encarecimiento de precios duplica al aumento registrado en noviembre del año pasado (0,2%).

29/11/2021 |

Imagen noticia

De confirmarse estos datos, cuando conozcamos los valores definitivos a mediados del próximo mes de diciembre, la tasa interanual de inflación se elevaría otras dos décimas, hasta el 5,6%, con respecto a la alcanzada durante octubre de este mismo año (5,4%). En esta ocasión, lo verdaderamente alarmante es que la subida en el precio de los alimentos gane enteros como responsable de esta nueva crecida en el ciclo inflacionista en el que estamos inmersos.

 Noviembre es un mes tradicionalmente dado a importantes incrementos de precios, como así queda de manifiesto al exponer lo acontecido a estas alturas del ejercicio económico durante los últimos doce años, donde se han elevado en 9 de los casos. No obstante, el aumento de 4 décimas previsto para este año duplica el de los dos años anteriores e iguala el segundo valor más alto del conjunto del periodo temporal analizado.

De la misma forma, en términos interanuales, de confirmarse este 5,6% cuando conozcamos los datos reales del mes, la inflación crecería otras dos nuevas décimas, con respecto a la registrada el mes pasado (5,4%). De esta forma, nos continuaríamos situando en la interanual más alta de los últimos 29 años, teniendo que retroceder hasta septiembre de 1992 para encontrar una tasa superior a la adelantada hoy.

La situación es insostenible, intolerable, nos quedamos sin calificativos con los que definir una inflación que, a apenas un mes de concluir el ejercicio económico, va camino de triplicar el histórico valor del 2% establecido como control de inflación por el BCE.

Las economías domésticas no pueden continuar pagando los platos rotos. Las familias trabajadoras andaluzas no pueden seguir sufriendo estas alarmantes pérdidas de poder adquisitivo que, además de generar pobreza y exclusión social, incluso comprometen, gravemente, el proceso de reconstrucción económica. Solo hay un camino, reforzar el escudo social: dignificar las pensiones, reforzar al alza las prestaciones por desempleo, incrementar el SMI y fortalecer la negociación colectiva con cláusulas de revisión salarial que garanticen nuestra capacidad de compra.