hipotecas mayo 13

El número de hipotecas concedidas baja un 20% con respecto a mayo de 2012

31/07/2013 |

Imagen noticia

El paro y la problemática vinculada a la vivienda, especialmente el hecho de no poder hacer frente al pago de nuestras cuotas hipotecarias, continúan siendo dos de los más alarmantes problemas a los que los trabajadores nos enfrentamos día tras día.

    Bien sea por el elevado precio de la vivienda, por la reducción de nuestros ingresos o por las dificultades para acceder a un préstamo hipotecario, lo cierto es que los trabajadores seguimos expulsados del mercado de la vivienda libre, teniendo que recurrir, a la vivienda protegida, como única forma de emprender un proyecto de vida independiente.

    Parece que ha pasado una eternidad desde aquellos tiempos en que, "la banca" nos ofrecía cuantas facilidades necesitábamos para la concesión de una hipoteca. En muchos de los casos incluso ofertándonos productos o hipotecas por cuantías claramente desaconsejables desde un punto de vista estrictamente financiero y de análisis de riesgo de impago.

    Los datos publicados ayer parecen profundizar en esta tendencia. A lo largo de los últimos doce meses, el número de hipotecas concedidas sobre viviendas se ha visto reducido en un 20% o, lo que es lo mismo, durante mayo de 2013 se han concedido casi mil hipotecas menos de las que se registraran a lo largo de mayo de 2012.

    A pesar del leve repunte de este mes, se encadenan ya 37 meses consecutivos con interanuales negativas, en lo que a concesión de hipotecas se refiere. Un mes más, debemos continuar denunciando que las principales entidades financieras operantes en Andalucía siguen sin cumplir sus compromisos.

    Desde UGT Andalucía exigimos a las AAPP que obliguen a la banca a cumplir con sus obligaciones para con los ciudadanos. Además, la necesidad de volver a conceder financiación no es solo una cuestión aplicable a las hipotecas, sino que a su vez debe hacerse extensible a las pequeñas y medianas empresas andaluzas para continuar llevando a cabo su actividad económica y, de esta forma, podrán ayudar a cumplir con el objetivo de la creación de empleo.