FeSP UGT Andalucía denuncia que ya son 9254 los profesionales afectados por COVID-19 en el SAS

FeSP UGT Andalucía denuncia que ya son 9254 los profesionales afectados por COVID-19 en el SAS

Los datos proporcionados por el SAS no pueden ser más desalentadores para los/as 105 mil profesionales que componen la plantilla, y es que la cifra de afectados/as crece sin remisión, una semana tras otra, de una manera exponencial. Si el día 13 de mayo eran 8048 los afectados, esta semana son 9254, 1206 trabajadores/as más que los datos anteriores. De esas cifras, según el SAS, 2332 corresponden a positivos COVID (algo que difiere considerablemente con las cifras que da directamente el Consejero de Salud y que eleva a más de 4.000, lo cual no entendemos), 6508 en aislamiento y 612 que son trabajadores/as especialmente sensibles.

29/05/2020 |

Imagen noticia
FeSP UGT Andalucía sigue culpando a esta Administración de una nefasta protección de nuestro personal, los datos son más que concluyentes y desgraciadamente se sigue sin tomar medidas contundentes que acaben, de una vez por todas, con esta sangría de profesionales afectados/as.
 
A día de hoy, hay casi mil bajas por COVID (931) que si lo comparamos con los datos de pacientes ingresados es desolador ya que, afortunadamente, solo 174 permanecen ingresados. Por provincias Málaga con 2038, Sevilla con 2030 y Cádiz con 1835 son las más castigadas aunque la diferencia de afectación ciudadana entre la primera y las otras dos es abismal. Luego le sigue Granada con 1086, Jaén con 899, Huelva con 645, Córdoba con 446 y Almería con 269.
 
FeSP UGT Andalucía exige de una vez por todas un verdadero Plan de Protección para nuestros/as profesionales que acabe con esta exposición absurda a una enfermedad que exige mucho más preparación contra ella que cualquier otra a la que han estado expuestos. La Consejería de Salud debe trabajar muy en serio en ese plan y evitar nuevos episodios como los del Distrito Sanitario Jaén-Jaén Sur que intentó hacer que los/as trabajadores firmaran un documento donde admitían que habían tenido EPIs suficientes durante toda esta pandemia. Mientras se permitan, un día tras otro, conductas como estas sin tomar medidas contundentes, las cifras seguirán creciendo… y las excusas también.