El encarecimiento de los alojamientos y de algunos alimentos se sobreponen a las ofertas del sector textil: los precios crecen una décima

El encarecimiento de los alojamientos y de algunos alimentos se sobreponen a las ofertas del sector textil: los precios crecen una décima

Según los datos oficiales publicados por el INE, la economía andaluza, continúa inmersa en un lento proceso de recuperación y de afianzamiento de la "nueva normalidad". Nuestros precios, en agosto, se elevaron una décima (0,1%), una más que en el conjunto del Estado (0,0%). Así, Andalucía obtiene una tasa interanual de inflación del -0,3%, dos décimas superior a la media estatal (-0,5%) y, junto con la de 2015 (-0,3%), la menor registrada en agosto durante los últimos 14 años. No obstante, ha aumentado una décima con respecto a la tasa de julio (-0,4%).

11/09/2020 |

Imagen noticia

Por grupos, Vestido y calzado (-1,5%), en el último mes de rebajas, junto con Medicina (-0,3%), Ocio y cultura y Menaje (ambas -0,1%), han sido los únicos grupos con descensos de precios. Por el contrario, Hoteles, cafés y restaurantes (0,6%) por el encarecimiento de los alojamientos, junto con Alimentos y bebidas no alcohólicas (0,4%) y Vivienda (0,3%) han sido los grupos con incrementos de precios más destacados durante este mes.

Durante el último año, solo ha descendido el precio en Transporte (-4,5%), Ocio y cultura (-2,0%), Vivienda (-1,9%) y Comunicaciones (-1,2%). En sentido contrario, los incrementos de precios más destacables han sido los dados en Alimentos y bebidas no alcohólicas (2,3%), en Vestido y calzado (1,1%) y en Enseñanza (0,9%).

Por provincias, durante el mes de agosto, los precios se incrementaron en todas ellas, excepto en Córdoba (-0,1%) y en Málaga y Granada (0,0%), donde los precios se mantuvieron constantes. En sentido contrario, destacan los encarecimientos de precios obtenidos en Cádiz y Sevilla (las dos 0,2%) las únicas por encima de la media autonómica.

A lo largo del último año, los precios se redujeron en todas las provincias andaluzas, con la excepción de Jaén (0,0%). Los descensos más destacados fueron los registrados en la provincia cordobesa (-0,5%), junto a Sevilla y Málaga (las dos -0,4%). De esta forma, las diferencias interprovinciales se mantienen constantes en las cinco décimas que ya alcanzaran el mes pasado.

En cuanto a los alimentos, en el octavo mes del año, el pescado fresco y congelado (3,1%), la carne de ave (2,3%) y las legumbres y hortalizas frescas (2,1%) han registrado los mayores incrementos de precios. En sentido contrario, se abarataron los precios de manera destacada en las frutas frescas (-0,8%), los huevos (-0,6%) y en el agua mineral, refrescos y zumos (-0,5%).

En términos interanuales, las frutas frescas (14,3%), el azúcar (8,2%) y la carne de ovino (8,0%) han vuelto a ser los productos más inflacionistas. Por contra, las patatas y sus preparados (-7,4%) y los aceites y grasas (-4,7%), repiten un mes más como los alimentos con bajadas de precios más significativas a lo largo de los últimos doce meses.

Otras cuestiones que, además del IPC, afectan a nuestro poder adquisitivo de forma importante:

Los carburantes, en sus distintas modalidades, han mantenido medianamente constantes sus precios a lo largo del pasado mes de agosto. El diésel, por ejemplo, ha registrado una variación que apenas ha pasado del 1,061 € en la parte inicial del año a 1,066 € en los primeros días de la segunda quincena del mes.

El Euribor a un año, vuelve a bajar por tercer mes consecutivo hasta situarse en -0,359. Además, aunque de manera muy moderada, estos meses de descenso han propiciado que el valor haya pasado ahora a situarse por debajo del de hace justo un año, en agosto de 2019 cuando marcó un -0,356. Por este motivo, en esta ocasión, las revisiones de las cuotas hipotecarias, serán ahora a la baja y supondrán un pequeño alivio para las economías domésticas.

Por cuarto mes consecutivo, la factura de la luz subió en agosto, alcanzando un incremento del 4,5% con respecto al precio de julio. A pesar de ello, el gasto acumulado en la energía eléctrica que estamos soportando los hogares en lo que llevamos de 2020 es sensiblemente inferior a lo pagado, a estas alturas, en los años anteriores.

Desde UGT Andalucía queremos ser prudentes a la hora de valorar los datos conocidos hoy. Aunque de manera muy lenta, el proceso de apertura de la economía y de vuelta a la normalidad parece estar llegando también a unos precios que, de manera pausada, comienzan a desarrollar cierta tendencia a la recuperación.

La aparición de un importante número de rebrotes de coronavirus, así como la amenaza de la llegada de una nueva ola de la enfermedad ha obligado a apelar a la responsabilidad de la ciudadanía en lo relativo al cumplimiento de las recomendaciones de las autoridades sanitarias. Por este motivo, ante esta nueva versión atenuada del “quédate en casa”, resulta especialmente importante controlar la evolución de los precios de los productos de primera necesidad, especialmente de los alimentos más básicos para una dieta saludable (pescado, carne de pollo, legumbres y hortalizas, etc.)

En definitiva, tenemos que continuar apostando por una recuperación de la economía sin que ello suponga un menoscabo del poder adquisitivo de los trabajadores sino todo lo contrario, poniendo a los trabajadores en el centro de todas las políticas socioeconómicas.