Carmen Castilla traslada las exigencias del sindicato a la Consejería de Cultura

Carmen Castilla traslada las exigencias del sindicato a la Consejería de Cultura

Este viernes la secretaria general de UGT Andalucía, Carmen Castilla, ha mantenido un encuentro con la consejera de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía, Patricia del Pozo, para tratar temas fundamentales para la cultura y su vinculación con la sociedad, la economía y el empleo de Andalucía como servicio público.

14/02/2020 |

Imagen noticia

Entre otras muchas cuestiones, UGT Andalucía le ha exigido a la Consejería que se convoque el Consejo de Memoria histórica y democrática y ha mostrado su oposición a la PNL presentada por VOX sobre la Ley de la Concordia.

Además, la dirigente regional de UGT ha señalado la necesidad de renovar la RPT del personal de los museos, pues se ha quedado obsoleta. Asimismo se ha solicitado la reclasificación profesional de los vigilantes de sala de los museos, que pasen del grupo 5 al grupo 4, como personal auxiliar de instituciones culturales, una manera de reconocer su trabajo. Igualmente, Carmen Castilla ha exigido la reclasificación por temas de titulación de conservadores y restauradores de museos.

Carmen Castilla también ha querido trasladar las reivindicaciones de la Asociación Gremial de Arte Sacro, tras la reunión que mantuvo con su presidente hace días, donde se analizaron las condiciones laborales de las personas que trabajan en dicho sector.

Según dicha Asociación, que es la más grande de este tipo en España,  no cuenta con ningún tipo de protección pública y sin duda, contribuyen con su artesanía al desarrollo de nuestra tierra y a la potenciación del turismo, ya que sus  máximos consumidores son las hermandades e iglesias que tanto reclamo turístico suponen para Andalucía.

Al igual que el Gobierno hizo con los falleros en Valencia, a los que se les bajó el IVA al 10%, la asociación reclama que ya que sus máximos compradores esta exentos de pagar estos impuestos, que al menos se les baje a ellos el 21% de IVA que tienen que pagar.

Además, reclaman que se unifique las categorías de autónomos, pues mientras que un orfebre entra en el apartado de siderometalúrgica, un bordador está dentro de textil, así que reclaman, que al igual que en muchos sitios de Europa, se les unifique y dignifique este tipo de profesiones que tanto valor añadido producen para la economía andaluza.