Andalucía inicia el nuevo año peor incluso que terminó el anterior

Andalucía inicia el nuevo año peor incluso que terminó el anterior

El paro se incrementa en 28.156 personas (3,62%) y se sitúa en 806.090 desempleados. Baja, con respecto a hace un año en apenas 2.673 trabajadores (-0,33%), una tercera parte del descenso registrado en el conjunto del Estado (-0,97%). Iniciamos 2020 sin una política autonómica en materia de empleo clara y con un Ejecutivo Autonómico todavía más centrado en mirar lo hecho anteriormente que en encarar el futuro.

04/02/2020 |

Imagen noticia

Comenzamos el nuevo año como terminamos el anterior, encabezando el paro estatal: el 24,77% de los parados del Estado son andaluces, porcentaje que incluso se incrementa con respecto al del mes anterior (24,59%).

El 8,23% de los desempleados son menores de 25 años, proporción que se reduce una décima con respecto a la del mes pasado (8,33%). Nuestros trabajadores más jóvenes son los más afectados por la precariedad del mercado laboral y sufriendo las consecuencias de una ausencia manifiesta de políticas de empleo eficaces dirigidas a ellos.

Las trabajadoras andaluzas en paro ven incrementado, en más de una décima, su peso relativo (59,04%), entre el conjunto de desempleados respecto al mes anterior (58,89%). Hay que apostar, firmemente, por la puesta en marcha de Planes de Igualdad en todas las empresas andaluzas como única forma de comenzar a poner fin a la discriminación que sufren las mujeres en el mercado laboral.

El paro entre los trabajadores extranjeros se ha vuelto a incrementar de manera significativa (2,00%). Además, el aumento interanual ha sido del 4,62%, muy superior al del Estado (1,71%).

El sector servicios continúa recogiendo a más del  67% de nuestros parados (67,48%). Durante este mes, el paro se ha visto incrementado en la agricultura, la industria y los servicios y reducido en la construcción y entre el colectivo de trabajadores sin empleo anterior. Por provincias, el desempleo ha crecido en todas ellas excepto en Huelva (-2,16%).

En enero se realizaron 15.032 contratos menos que en el mes anterior, lo que supone un importante descenso del 3,07%. Desgraciadamente, la contratación temporal sigue acaparando casi la totalidad de los contratos registrados: el 95,53% de los contratos fueron temporales.

32 de cada 100 desempleados andaluces han agotado sus prestaciones. Una de las más absolutas prioridades del nuevo Ejecutivo Central debe ser la de abordar una reforma integral del Sistema de Prestaciones por Desempleo que mejore la cuantía y la duración de las mismas.

Por último, el primero de los meses del año ha servido para que se reduzca, en un 1,26%,  la afiliación a la Seguridad Social. La tasa interanual (1,54%) pasa a situarse por debajo de la estatal (1,83%), aunque en ambos casos se han visto reducidas, incluso la andaluza en mayor medida.

Analizados los datos de enero, tenemos que valorarlos  muy negativamente ya que, suponen el mayor aumento del paro, en un mes de enero, desde antes incluso de que se iniciara el proceso de recuperación económica. Hay que convertir el crecimiento económico en bienestar social y eso pasa, ineludiblemente, por generar empleo de calidad.

Desde UGT Andalucía vamos a llevar a cabo cuantas movilizaciones sindicales sean necesarias para hacer ver al Gobierno de la Junta de Andalucía que 2020 debe ser, de una vez por todas, el año del fin de la precariedad laboral. No basta solo con crear empleo en términos agregados, sino que debemos hacerlo de forma que: se refuerce el valor de la negociación colectiva; acabe con el uso indebido de la temporalidad y la parcialidad; profundice en la mejora de las retribuciones salariales que recibimos los trabajadores; acabe con cualquier tipo de discriminación laboral y tenga en cuenta las particularidades de nuestros trabajadores más jóvenes, las mujeres y los parados de larga duración; camine en paralelo de una apuesta clara por la formación y la cualificación de los trabajadores; y erradique la siniestralidad laboral.