“Abril de 2018 ha supuesto el cierre de más de 250 empresas, un 33% más que el mismo mes del año pasado”

"Abril de 2018 ha supuesto el cierre de más de 250 empresas, un 33% más que el mismo mes del año pasado"

El cuarto mes del año concluyó con el cierre de 252 nuevas empresas andaluzas, lo que supone un descenso de casi un 11% (10,95%), con respecto a las disueltas el mes pasado (283) en un mes en el que, a nivel estatal, el dato también se redujo, incluso de forma superior (15,35%). De esta forma, en el conjunto del Estado, el número de sociedades disueltas fue de 1.483 por lo que, 17 de cada 100 (16,99%) de las empresas disueltas son andaluzas, un porcentaje superior al registrado el mes pasado (16,15%).

08/06/2018 |

Imagen noticia

Si observamos la comparativa interanual, los datos andaluces son bastante más negativos. De esta forma, con respecto a abril de 2017, el número de sociedades disueltas en Andalucía ha sido un 32,6% mayor a la cifra registrada por aquel entonces. Para el conjunto del Estado (12,6%), el número de empresas obligadas a echar el cierre se han incrementado en 20 puntos que en Andalucía.

 

En lo que a las empresas creadas se refiere, durante abril de 2018, en nuestra región vieron la luz 1.564 de las 8.817 que lo hicieron en el Estado, lo que supone un 17,74%. En Andalucía, el número de sociedades creadas en abril suponen un leve incremento, de apenas un 3,4%, con respecto a las 1.513 que lo hicieron el mes pasado. Para el conjunto del Estado, la evolución mensual ha sido totalmente distinta ya que, en un solo mes, se ha registrado un descenso del 5% en el número de empresas creadas (en marzo de 2018 el dato fue de 9.271 proyectos iniciados).

 

En términos interanuales, en esta ocasión volvemos a salir favorecidos ya que, en Andalucía, el número de empresas creadas en abril de 2018 fue un 22,8% mayor a las que se registraron en el mismo mes del pasado año. Para el conjunto del Estado, el incremento interanual en la creación de empresas fue de un 13,2%, 9,6 puntos, por lo tanto, por debajo incremento en el número de empresas creadas en nuestra Comunidad Autónoma.

 

 

 

En cuanto al capital medio suscrito por las empresas creadas en este mes de abril, la media andaluza (105.634 €) se situó muy por encima de la estatal (49.110). Este hecho es especialmente llamativo ya que, tradicionalmente, el capital suscrito por los proyectos empresariales que echan a andar en nuestra Comunidad Autónoma suele ser sensiblemente inferior al registrado por las empresas del conjunto del Estado.

 

Por último, en el análisis provincial, destaca el hecho de que Málaga (567) y Sevilla (330) lideraron los proyectos empresariales iniciados en abril con un 57,35% de los mismos. En sentido contrario, Jaén (33) y Huelva (55), volvieron a ser las provincias con menor creación de empresas en el cuarto mes del año.

 

En lo que a las empresas disueltas a nivel provincial se refiere, también en este apartado Sevilla y Málaga (70 y 86 respectivamente), se situaron en las dos primeras posiciones mientras que Jaén (8) y Córdoba (10) fueron, también en el pasado mes de abril, donde menor número de empresas se disolvieron.

 

Con los datos de hoy, la cifra de empresas andaluzas que han sido incapaces de continuar haciendo frente a la situación económica, desde que se iniciara la crisis, asciende ya a 37.419. En este sentido, los enormes problemas de supervivencia que tienen las pymes andaluzas, a partir del cuarto o quinto año de vida, se están convirtiendo en un problema estructural para el conjunto de la economía andaluza.

 

Uno de los principales motivos que se esconden tras estos problemas para lograr mantener la actividad de empresarial es la dificultad que nuestras pequeñas y medianas empresas tienen para acceder a financiación externa. En este sentido, la “teórica” apertura del grifo del crédito no se está produciendo para nuestras iniciativas empresariales que, desgraciadamente, tienen que continuar rivalizando con una serie de inversiones que, sin crear riqueza real, aportan unos mayores porcentajes de beneficio empresarial.

 

Es imposible generar empleo de calidad sin crear un escenario económico viable para nuestras empresas, especialmente teniendo en cuenta las particularidades del tejido empresarial andaluz. Cada cierre de una nueva empresa en Andalucía se traduce en nuevas familias trabajadoras condenadas al abismo del paro. Abismo porque suele llevar consigo un largo periodo de tiempo en el mismo, sin posibilidad de acceder a otro puesto de trabajo, con el miedo a agotar las prestaciones por desempleo y, por consiguiente, con el “fantasma amenazante” de la exclusión social y la pobreza.