«Atrás

Tenemos que garantizar el poder adquisitivo de los trabajadores impidiendo que los salarios costeen la crisis del coronavirus

Tenemos que garantizar el poder adquisitivo de los trabajadores impidiendo que los salarios costeen la crisis del coronavirus

Los costes salariales crecen un 12,7% con respecto al trimestre anterior y eleva la interanual hasta el 6,2%, el valor más alto de los últimos once años

10/09/2020 |

Imagen noticia

En la mañana de hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE) ha publicado el Índice de Coste Laboral Armonizado, correspondientes al segundo trimestre del año. Nos encontramos ante el primero de estos indicadores que ya, al completo, nos sirve para empezar a conocer datos sobre los efectos reales del confinamiento y de las medidas de parón a la economía.

 

Durante el segundo trimestre de 2020, el coste salarial por hora trabajada, a nivel estatal, se incrementó un 12,7% con respecto al primer trimestre del año, porcentaje que coincide con el aumento intertrimestral experimentado por el conjunto de los costes laborales (12,7%). De esta forma, parece volver a ratificarse la validez de las medidas tomadas para salvaguardar el empleo ya que este importante incremento viene a compensar el retroceso de más de 11 puntos registrado el trimestre pasado.

 

De esta forma, en términos interanuales, el salario recibido por los trabajadores, durante el segundo de los trimestres del presente año, se ha visto aumentado un 6,2% con respecto al mismo trimestre de 2019, incrementado así, en 1,6 puntos, la tasa de crecimiento interanual registrada durante el pasado trimestre (4,6%), y logrando encadenar ya cinco trimestres consecutivos con valores positivos desde que, en el primer trimestre de 2019, el coste salarial armonizado registrara su última tasa interanual negativa (-0,3%).

 

Si analizamos, con objeto de eliminar en parte los efectos propios de la estacionalidad, lo ocurrido durante los segundos trimestres de los últimos años, observamos como desde que se reactivara la economía, allá por mediados de 2014 y con anterioridad al estallido de la crisis sanitaria, el segundo de los trimestres del año siempre ha sido un periodo capaz de registrar incrementos salariales de hasta un 6%, como el del pasado año, con otros de retrocesos de más del 2%, por ejemplo en 2016 (-2,6%).

 

Aún así, tenemos que resaltar que el incremento registrado este trimestre es el mayor de los alcanzados en los segundos trimestres de los últimos once años. De esta forma, la primera tasa por encima la encontraríamos en el segundo trimestre de 2009, cuando el incremento del coste salarial por hora trabajada se elevó hasta el 8,9%.

 

 

Por lo tanto, desde UGT Andalucía valoramos de positiva los datos conocidos hoy y nos hace albergar esperanzas sobre lograr que, a diferencia de lo ocurrido en otras crisis, en esta ocasión no tengan que ser los trabajadores y sus salarios los que costeen la mayor parte de la crisis. A pesar de ello, no podemos lanzar las campanas al vuelo.

 

Nos enfrentamos a un otoño complicado pero a la vez muy motivador para los que hacemos acción sindical. Tenemos que poner toda nuestra fuerza sindical en lograr que los trabajadores, sus unidades familiares y el conjunto de la ciudadanía centren los trabajos de elaboración de los próximos Presupuestos Públicos, tanto del conjunto del Estado como de nuestra Comunidad Autónoma. Hay que salvaguardar el empleo y para ello necesitamos políticas sociales y económicas dirigidas, de manera prioritaria, a tal fin.