«Atrás

UGT enmienda los PGE 2021 para apoyar a los sectores más desfavorecidos

UGT enmienda los PGE 2021 para apoyar a los sectores más desfavorecidos

La Unión General de Trabajadores ha presentado, a través de los Grupos parlamentarios del Congreso, una batería de enmiendas al Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para el año 2021 para apoyar a los sectores más desfavorecidos y que están sufriendo de una forma dramática, y directamente las consecuencias de la pandemia.

27/11/2020 |

Imagen noticia

Cabe destacar, en este sentido, las enmiendas con medidas para reforzar la protección a los deudores hipotecarios, con el objetivo de garantizar que no se les pueda expulsar de su hogar si no tienen alternativa habitacional. También hemos presentado iniciativas relacionadas con la recuperación de la fiscalidad en las tarjetas restaurante, para recuperar la situación previa a la modificación por parte del anterior Gobierno del Partido Popular, y que pueden servir para dinamizar en la medida de lo posible al sector de la hostelería.

Trabajo y sanidad

En cuanto al ámbito laboral, UGT ha trasladado al Grupos del Congreso enmiendas relacionadas con los coeficientes reductores de la edad de jubilación de colectivos especiales, y otras relativas a las largas carreras profesionales.

En materia sanitaria, UGT ha planteado enmiendas a los PGE 2021, para que se dote presupuestariamente el del Fondo de Cohesión Sanitario como marca la normativa, puesto que es fondo de naturaleza presupuestaria y un mecanismo de compensación de determinados gastos de asistencia sanitaria con el fin de garantizar la equidad, la calidad y la participación social en el Sistema Nacional de Salud.

También que se suprima el Artículo relacionado con la aportación de los usuarios y sus beneficiarios en la prestación farmacéutica ambulatoria, puesto que los copagos que legislo el PP con el RDL 16/2012 redujeron el consumo de fármacos, pero lo hicieron a costa de agrandar la inequidad del sistema sanitario y disparar la cifra de pacientes, precisamente fueron las rentas más bajas, pensionistas y algunos enfermos crónicos los que no iniciaron los tratamientos prescritos por sus médicos.