UGT Córdoba considera "vergonzosas" las cifras del paro y critica la "inacción administrativa y empresarial"

24/10/2019 |

Imagen noticia

La Encuesta de Población Activa (EPA) correspondiente al tercer trimestre de 2019 deja una cifras “desoladoras” para el empleo cordobés, que tras este periodo suma 94.700 parados, 12.400 más que en el trimestre anterior. Esto significa que la tasa de empleo se coloca en un insoportable 25,28%, la más alta de toda Andalucía y la tercera más elevada de España, tan sólo superada por Ceuta y por Melilla. Así, la tasa de paro en Córdoba supera en un 3.5% la media andaluza y un 11.5% la media nacional, lo que no hace más que dejar en evidencia el desequilibrio existente entre nuestra provincia y el resto de territorios.

Para el secretario de Formación y Empleo de UGT Córdoba, Manuel Torralba, “la valoración de UGT no puede ser más negativa, porque además de la cifra global, tenemos que poner la voz de alarma en el paro femenino, que en Córdoba está 15 puntos por encima de la media nacional y 4 sobre la media andaluza”. Todo ello, hace que el responsable sindical califique de “vergonzosa nuestra situación, al igual que vergonzosa es la inacción de las administraciones y, por supuesto, de la clase empresarial en general (hay muy pocas excepciones), la cual solo busca aumentar sus beneficios importándoles muy poco el grado de empobrecimiento del resto de la sociedad”.

En este sentido, para Torralba no es extraño que “estemos perdiendo población a marchas forzadas sobre todo en el norte de la provincia, porque a nuestros jóvenes y no tan jóvenes sólo nos queda emigrar ante la falta de horizonte vital que se otea en nuestro territorio”. En relación a este tema, el representante de UGT recuerda que varias ONGs han explicado que un “10% de los cordobeses viven en la miseria y un 30% la están rondando, y nos preguntamos, ¿hasta cuándo nuestros políticos van a seguir sin actuar y contándonos milongas sobre las medidas que toman que en la práctica no sirven para nada?”.

Torralba defiende como “absolutamente necesaria la derogación de las Reformas Laborales y la creación de una legislación que equilibre las relaciones laborales en nuestro país, y que haga un reparto un poco más justo de la riqueza”. “Bastantes beneficios obtuvieron durante los años de crisis, y ya va siendo hora de que devuelvan parte de esas ganancias a la sociedad que tantos sacrificios tuvo que hacer para salir adelante”, expone el responsable de Empleo.

Si no se ponen medidas efectivas sobre la mesa, “vamos derechos al desastre, porque antes o después estas cifras afectarán a nuestra convivencia, y después nos quejaremos del auge de los populismos cuando ya sea demasiado tarde”.

En definitiva, la EPA del tercer trimestre del año refleja el “verdadero desastre social que se nos viene encima, porque ahora que parece que la economía española se va a resfriar por la desaceleración, nosotros tendremos que ir director a la UVI, ya que nuestra provincia carece de defensas para soportar ni un leve catarro”.