UGT Andalucía alienta a sus delegados en Córdoba a pasar a la ofensiva y defender el papel de la negociación colectiva

UGT Andalucía alienta a sus delegados en Córdoba a pasar a la ofensiva y defender el papel de la negociación colectiva

La secretaria general de UGT Andalucía, Carmen Castilla, acompañada por su homólogo de Córdoba, Vicente Palomares y los secretarios generales de las tres federaciones regionales de UGT, Antonio Tirado (FeSP), Manuel Jiménez (FICA), y Antonio Cardeña (FeSMC), han asistido a Córdoba, donde han ofrecido una asamblea de delegados dentro de la ronda que el sindicato ha comenzado a hacer por todas las provincias andaluzas con un motivo: defender el papel de la negociación colectiva que está paralizada y recuperar los derechos perdidos.

16/05/2017 |

Imagen noticia

Según Carmen Castilla, "comenzamos esta ronda de asambleas para movilizar a los delegados ante las medidas que está tomando el PP en el gobierno central, ya las políticas de austeridad que no dan los resultados previstos. Llevamos tres años de crecimiento y sin embargo, el mayor tejido empresarial que tenemos en Andalucía y en España son las Pymes. 354 empresas han cerrado en marzo, esto supone la pérdida de una proyecto empresarial y familiar y la consecuente pérdida de empleo".

"La reforma del 2013 de las pensiones hacen que nuestros pensionistas tengan una subida de un 0,25 por ciento y hemos terminado el año con un inflación de un 3%. ¿Cómo es posible que pierdan poder adquisitivo una persona que cobra una pensión después de estar toda su vida trabajando? De cada diez pensionistas,  4 cobran menos de 700 euros, cuando a veces la pensión es la única fuente de ingresos que tienen muchas familias", alerta Castilla.

"Hay un 39% de parados de larga duración que ya no reciben ninguna prestación, hay una precarización en el empleo de un 96%, un 3% de contratos indefinidos y la mitad de ellos duran hasta menos de un año. La reforma laboral ha empobrecido a la clase trabajadora con salarios indignos y jornadas laborales inasumibles", ha dicho.

Según Carmen Castilla, "la reforma laboral atacó directamente a la negociación colectiva, en Andalucía en la actualidad hay 542 convenios vigentes que afectan a más de 600.000 trabajadores. 82 de ellos se han firmado en 2017 y no ha sido nada fácil, cada convenio hay que pelearlo en las empresas. En Córdoba eso se está viviendo en  el convenio del campo que no hay manera de firmarlo y afecta a muchísimos trabajadores en el caso de Sevilla. Esto nos ha llevado a una huelga, la clase trabajadora no pide mucho, pide solo lo que le corresponde, recuperar derechos".

"Uno de los males que se están viviendo es la siniestralidad laboral, tenemos una ley magnifica, con 22 años, sin embargo la ley está para cumplirla. Con la excusa de la crisis no se ponen en marcha las medidas necesarias para proteger al trabajador, 38 personas han fallecido ya en lo que llevamos del año en Andalucía, según los datos oficiales", ha explicado

"Respecto a la brecha salarial en Andalucía alcanza el 25 por ciento, los hombres con la misma categoría profesional cobran una media de 6.000 euros más al año, alcanzamos cifras peores que antes de la crisis. Por ello exigimos al Gobierno medidas específicas para que se cumpla la ley de igualad, que se sancionen a las empresas que no cumplan con esa ley".

Además, la secretaria general de UGT Andalucía ha alertado de que "En unos días con toda probabilidad se aprobarán los PGE, que vuelven a discriminar a Andalucía, con una reducción de la inversión de un 6 por ciento menos que el año pasado, 1200 millones menos para Andalucía. Se ha perdido la oportunidad de subirse al tren de la recuperación, no se invierte en políticas sociales y protección de los que menos tienen".

"Andalucía necesita un cambio de modelo productivo, no podemos vivir de sectores aleatorios como el turismo, tenemos que tener industria, el de ese sector suele ser de más calidad y de más duración y con un salario superior. ¿Qué tipo de industria se va a implantar en Andalucía si no hay infraestructura para mover la mercancía?", ha señalado.

Además, Carmen Castilla ha querido recordar que "esta tarde hay una asamblea de apoyo en Madrid   a Rubén y Nogales, dos sindicalistas de UGT que en la huelga del 2012 estaban en piquetes y a los que se le imputa un delito. Hemos pedido hasta la saciedad la derogación del artículo 315,6.  La Fiscalía le pide 7 años de prisión a cada uno por ejercer el derecho a la huelga y defender los derechos de los trabajadores. El 21 de junio es el juicio, tienen nuestro apoyo y solidaridad y hacemos una petición, que se retire los cargos. Esto es desproporcionado".

Para finalizar, Castilla ha explicado que "sobran los motivos para hacer este tipo de asamblea, ya se acabó el tiempo de la pasividad, vamos a la ofensiva, este primero de mayo hemos recuperado el pulso de la calle, vamos a hablar con los delegados que es el mayor orgullo que tiene la UGT".

Por su parte, el secretario general de UGT Córdoba, Vicente Palomares, ha señalado que "esta asamblea de delegados es para trasladarles un cambio de actitud, pasar a la ofensiva, vamos a comentarles a nuestros delegados que tienen que prepararse y formarse para la negociación colectiva, vamos a dar las directrices para que dé los frutos esperados, un reparto de la riqueza de los beneficios de las empresas".

"Tenemos que movilizar  a toda la ciudadanía, empezando por los afiliados, para acabar con las dos reformas laborales que tanto daño están haciendo, cuanto más duren más daño harán a los trabajadores.  Que se movilicen para tener un trabajo de más calidad, que no cueste la vida. A  28 de febrero hay un aumento de los accidentes laborales, un aumento del 64% en los accidentes graves y llevamos 4 muertes, la totalidad el año pasado. Hay una brecha más amplia entre ricos y pobres y un futuro incierto en las familias", ha dicho.

Palomares ha advertido que  "la negociación que se está llevando con los empresarios no es la adecuada para salir de la crisis, hay un 40% de convenios que incluyen la congelación salarial, no vamos por un buen camino y la precariedad está por encima del 90 por ciento. Un 40 por ciento de los trabajadores de España no cobra más de 1000 euros. No nos sirve de nada negociar convenios cuando después no se aplican, por ello vamos a pedir a la autoridad laboral que abra una mesa de información donde se nos informe de qué motivos llevan a esas empresas a la inaplicación. En su mayoría esto sucede en empresas de menos de seis trabajadores, que en la mayoría de los casos no tienen representación sindical, se están cargando la negociación colectiva", ha manifestado Vicente Palomares.