POR UN USO EFICIENTE Y EQUILIBRADO DEL AGUA

POR UN USO EFICIENTE Y EQUILIBRADO DEL AGUA

08/08/2022 |

Imagen noticia

El cambio climático es una realidad y un riesgo innegable que afecta especialmente a los recursos hídricos

España es uno de los países que más va a sufrir las consecuencias del cambio climático, y dentro de España con especial intensidad en Andalucía.

Los impactos y consecuencias del cambio climático en el ciclo del agua están relacionados, principalmente, con el aumento de las sequías y las fuertes precipitaciones y con las variaciones en la distribución de las lluvias, lo que conducirá a una reducción de la disponibilidad de recursos hídricos.

Y esta escasez de agua va sumada a un incremento del consumo. Se prevé que la demanda de agua crezca un 20% en los próximos años.

Nos enfrentamos por tanto a una crisis de la seguridad del agua, entendiendo por tal la disponibilidad de una cantidad y calidad aceptables de agua para la salud, la vida, los ecosistemas y la producción

Es necesario pues:

Establecer una gestión eficiente y sostenible del agua.

Desarrollar políticas globales y concretas que garanticen el cumplimiento del ODS 6: Agua limpia y saneamiento.

Desarrollar planes de actuación con medidas destinadas a paliar el efecto de la sequía y la escasez del recurso, así como la inversión en nuevas tecnologías de predicción de fenómenos meteorológicos externos.

Crear una comisión que analice las consecuencias que tendrán estos impactos, al igual que los de la desertificación que cada año afecta más a nuestro país, sobre el empleo y sobre la sociedad en su conjunto.

UGT considera la gestión del agua un servicio público esencial para la comunidad, para lo cual es necesario alcanzar un gran pacto político por el agua, enfocado desde un punto de vista social y contando con el respaldo y la participación de las organizaciones sociales y de los partidos políticos, asegurando que el acuerdo perdure en el tiempo y que no esté sometido a vaivenes electorales.

Establecer medidas específicas de ahorro de agua en los centros de trabajo, así como el uso de las mejores técnicas disponibles en sectores que presentan una alta demanda de consumo de agua y en la depuración y tratamiento de las mismas.