El abaratamiento de la electricidad y de los carburantes lleva la interanual hasta el 0,1%, la más baja de los últimos tres años

El abaratamiento de la electricidad y de los carburantes lleva la interanual hasta el 0,1%, la más baja de los últimos tres años

Según los datos oficiales hechos hoy públicos por el INE, la economía andaluza ha finalizado el octavo mes del año con un descenso en los precios del 0,1%, el mismo que el del conjunto del Estado (-0,1%). Así, Andalucía obtiene una tasa interanual de inflación del 0,1%, dos décimas por debajo de la estatal (0,3%) y también dos décimas menor a la registrada el mes pasado (0,3%). De esta forma, aunque solo sea por una décima encadenamos ya 37 meses consecutivos con un nivel general de precios superior al del mismo mes del año anterior.

13/09/2019 |

Imagen noticia

Por grupos, Vestido y calzado (-1,5%) en el final de las rebajas, junto con Vivienda (-1,2%), Bebidas alcohólicas y tabaco (-0,1%) por el abaratamiento de la luz y de algunas bebidas, han sido los grupos responsables del descenso de precios. Por el contrario, Ocio y Cultura (1,0%) y Hoteles, cafés y restaurantes (0,5%), habitual en el periodo de vacaciones estivales, fueron los grupos más inflacionistas en la parte final de las vacaciones.

En los últimos doce meses, solo ha descendido el precio en los grupos Vivienda (-4,2%) y Ocio y cultura (-0,3%). En sentido contrario, los mayores incrementos de precios fueron los protagonizados, nuevamente, por Hoteles, cafés y restaurantes (1,8%), Medicina (1,5%) y Enseñanza (1,4%).

Por provincias, durante el pasado mes de agosto, los precios se redujeron en cinco de ellas: Córdoba, Granada, Jaén, Málaga y Sevilla (todo un 0,1%). Por el contrario, solo en otras dos se incrementaron los precios: Huelva y Cádiz (ambas 0,1%), mientras que en  Almería se mantuvieron constantes (0,0%).

A lo largo del último año, en todas las provincias, menos en Jaén (-0,4%) y Cádiz (-0,2%), se han incrementado los precios. Málaga (0,4%) continúa destacando  por ser la provincia más inflacionista, junto con Almería (0,3%) mientras que, Córdoba (0,0%) y Huelva (0,0%) mantuvieron su nivel de precios constante durante el último año. De esta forma, las diferencias interprovinciales se mantienen constantes en las ocho décimas alcanzadas hace dos meses.

En cuanto a los alimentos de primera necesidad, en el final del mes tradicional de vacaciones, otras carnes (1,2%), las patatas y sus preparados (1,2%), el pescado fresco y congelado (1,1%) y otros preparados alimenticios (1,1%), registraron los incrementos de precios más destacados, los únicos por encima de un punto. En sentido contrario, debemos también reseñar el abaratamiento de las frutas frescas (-3,3%), la carne de vacuno (-1,2%), las frutas en conserva y los frutos secos (-1,2%) y el agua mineral, refrescos y zumos (-1,1%).

En términos interanuales, las legumbres y hortalizas frescas (13,8%), las patatas y sus preparados (8,8%) y la carne de porcino (5,0%) continúan siendo los productos más inflacionistas. En cuanto a los descensos de precios, los aceites y grasas (-13,0%) y las frutas frescas (-11,1%), vuelven a ser los alimentos con las bajadas de precios más pronunciados con respecto a agosto del pasado ejercicio.

 

Otras cuestiones que, además del Índice General de Precios, afectan a nuestro poder adquisitivo de forma importante:

Los carburantes han  visto reducidos sus precios durante la mayor parte del mes, aunque cierto es que de manera muy comedida. El diesel, por ejemplo aunque el comportamiento ha sido muy similar en todos los carburantes, ha pasado de 1,235 € al finalizar julio, a terminar el mes de agosto en 1,228 €, alcanzando el 1,19  en la parte final del mes.

El Euribor a un año, se reduce, y ya son seis los descensos mensuales consecutivos, pasando a situarse en -0,356. A su vez, continúa situándose por debajo del que se registrara hace justo un año, en agosto del pasado año (-0,169) volviendo a suponer un alivio, en forma de  reducción de la cuota mensual, para las familias de trabajadores a los que les toca revisar sus hipotecas.

El recibo de la luz continúa alternando subidas y bajadas sin que los consumidores seamos capaces de “entender” la forma de facturación en un mercado cada vez más opaco. Afortunadamente, en esta ocasión ha tocado abaratamiento y la factura de la luz se ha reducido, para un consumidor medio, un 4% con respecto a la de julio, pasando a situarse en 54,20 €, es decir, 2,23 € más barata que el mes pasado y, lo que sí es más destacado, un 13,3% inferior a la que pagábamos en agosto del pasado año (62,51 €). 

VALORACIÓN SINDICAL

En definitiva, desde UGT Andalucía entendemos que la reducción de precios registrada este mes, algo que no ocurría un mes de agosto desde 2015, pone de manifiesto la debilidad del proceso de recuperación económica y la escasa repercusión del mismo en el poder adquisitivo y en el nivel de calidad de vida de las economías domésticas. 

De hecho, tenemos que retroceder tres años, hasta agosto de 2016, cuando la interanual se situaba en el -0,1% y alertábamos del riesgo de deflación, para encontrar una tasa inferior al 0,1% interanual publicado hoy para Andalucía.

Según hemos conocido esta misma semana, las estadísticas sobre coste laboral armonizado marcan una clara tendencia de alza salarial. Parece ser que iniciativas como el incremento del SMI o la firma del IV Acuerdo por el Empleo y la Negociación Colectiva están dando sus frutos y empezando a hacer coparticipes, a los trabajadores, del proceso de crecimiento económico y de mejora de los márgenes de beneficio empresarial que se iniciara en 2014 y que, aunque con síntomas de agotamiento, se mantiene en la actualidad.

Por todo ello y si es verdad que el Ejecutivo  Autonómico quiere emprender un nuevo periodo de Diálogo Social en Andalucía, tiene que empezar por poner sobre la mesa toda una batería de medidas que incrementen el poder adquisitivo de los trabajadores, nos haga recuperar los derechos económicos pisoteados durante el periodo de crisis y aún sin devolver y, con todo ello, mejore el nivel de calidad de vida del conjunto de la ciudadanía andaluza.