«Atrás

Una industria fuerte, sustentada en la inversión de I+D+i y generadora de empleo de calidad, es la mejor garante de futuro para Andalucía

Una industria fuerte, sustentada en la inversión de I+D+i y generadora de empleo de calidad, es la mejor garante de futuro para Andalucía

La producción industrial crece en nuestra Comunidad Autónoma (1,7%), pero a un ritmo muy inferior al del conjunto del Estado (2,9%). Aunque nos situamos por debajo de la media estatal, en lo que a crecimiento interanual de la producción industrial se refiere, al menos "borramos de un plumazo" la tasa negativa registrada durante el mes pasado (-0.,5%). En esta ocasión, la interanual se sitúa en el 1,7% de crecimiento, situándose 1,2 puntos por debajo del porcentaje de crecimiento estatal, (2,9%).

11/09/2019 |

Imagen noticia

Según las cifras publicadas hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el Índice de Producción Industrial de Andalucía (110,31), se mantiene por debajo de la media estatal (114,10), pero la distancia entre ambas ha vuelto a verse reducida, aunque sea de manera poco destacable, apenas 8 décimas.

A pesar de ello, si comparamos la tasa de variación media de lo que llevamos desde el inicio de año (1,8%), en lo que a producción industrial se refiere, podemos observar como la distancia con respecto a la media estatal (0,4%), se ha visto reducida en medio punto con respecto a la brecha existente el mes pasado. En estos términos de media de lo que va de año, solo 4 CCAA crecen por encima de Andalucía: Murcia (9,3%), Navarra (3,8%), Madrid (3,4%) y Castilla-La Mancha (3,2%). En el lado opuesto, 9 CCAA se mantienen en tasas negativas siendo, las más pronunciadas, las registradas en Illes Balears (-6,5%) y Galicia (-6,2%).

A pesar de que, en términos generales, 2019 no está siendo un mal año para nuestra industria, al menos es bastante mejor que la segunda mitad del pasado 2018, lo cierto es que la peor situación de partida de Andalucía, en lo que a desarrollo industrial se refiere, precisa de un mayor impulso desde todos los ámbitos de poder.

Julio fue positivo solo para 9 de las regiones, por lo que, en términos generales, podemos afirmar que no ha sido un buen mes para la industria en el conjunto del Estado. Afortunadamente el sector secundario andaluz, aunque inferior a la media estatal, logró situarse entre las CCAA que registraron crecimientos, aunque muy lejos de los obtenidos por Comunidades como Murcia o Navarra. En el lado opuesto, es de resaltar los elevados descensos de la producción industrial registrados en Baleares o Castilla y León.

 La industria andaluza atraviesa un momento positivo, pero insuficiente para poner fin a la histórica brecha que, en términos de industrialización, mantenemos con las regiones más industrializadas del Estado y, especialmente, del conjunto de la UE. Por este motivo, resulta fundamental incrementar el peso que el sector secundario tiene en el conjunto de la economía hasta alcanzar un porcentaje del PIB, al menos, similar al del conjunto del Estado.

Nuestra Comunidad Autónoma parece iniciar ahora un nuevo proceso de Diálogo Social. Pero para llevarlo a buen fin es imprescindible que, el conjunto de la ciudadanía andaluza se vea beneficiada de las políticas socioeconómicas puestas en marcha por parte del Ejecutivo Autonómico. En este sentido, el paro y la precariedad sigue siendo uno de los más importantes problemas sociales a los que tenemos que hacer frente con la mayor de las celeridades y, para ello, no hay mejor receta que apostar, firmemente, por el desarrollo industrial de nuestra tierra.