«Atrás

UGT exige a la Junta que garantice la protección que ha publicado el Gobierno central para los trabajadores de la hostelería

UGT exige a la Junta que garantice la protección que ha publicado el Gobierno central para los trabajadores de la hostelería

El sector turístico tan importante para nuestra economía ha sido de los primeros y de los más afectados por la pandemia mundial del Covid-19. Nuestro gobierno central, consciente de ello, ha publicado medidas para proteger todo lo posible al colectivo, pero la codicia desmedida de un sector empresarial que ya tiene aprendido lo rentable que es hacerse la víctima en una situación de crisis, están haciendo que los trabajadores del sector turístico y en especial los más vulnerables, los fijos y fijos discontinuos, se estén quedando fuera de la protección.

25/03/2020 |

Imagen noticia
La crisis nos golpea a todos, pero no todos partimos de la misma base, los empresarios hosteleros parten de cifras de récord históricas, tienen los bolsillos más que llenos, mientras los trabajadores del sector aún no se han recuperado, ni de cerca, de la anterior crisis. Lejos de eso, mucha de la precariedad que vive nuestro sector es heredada de las políticas proteccionistas de la clase empresaria que se plasmaron en la reforma laboral del PP, así ha surgido una nueva clase social, los trabajadores pobres, y son ellos los que, una vez más van a pagar el pato.
 
En el sector  de hostelería hay fijos discontinuos que no han sido llamados, pues sus hoteles que estaban a punto de abrir, han decidido que les salía mucho mas rentable no incluirlos en los ERTE, así se paga su esfuerzo y sacrificio y los beneficios que han obtenido de ellos todos estos años.
Pero también hay "eventuales", porque de eso tienen poco ya que o están en fraude de ley porque enlazan un contrato tras otro sin que se les reconozca su condición de indefinidos, o se pasan todo el año, o al menos toda la temporada alta que ahora comenzaba, de empresa en empresa, cual falsa moneda, para evitar así ese derecho a tener un trabajo estable y digno.
 
Es de bien nacido ser agradecido, y en tiempos difíciles hay que ser generoso con los más perjudicados, sobre todo, cuando son los que con su esfuerzo, dedicación y entrega otros se han llenado los bolsillos. Es momento de reconocer también la labor, y el buen hacer de los trabajadores del sector turístico, de sus familias a las que nunca pueden ver por su trabajo.
 
Nuestro gobierno autonómico no puede darle la espalda ahora a la sociedad andaluza y a un sector que tantas buenas portadas da en los periódicos, pero cuyos excelentes resultados son, insistimos, gracias a la profesionalidad, al buen hacer y a la sonrisa permanente de los trabajadores y trabajadoras de la hostelería.
 
Desde el Sector de Hostelería y Turismo, desde la Federación de Servicios, Movilidad y Consumo y desde la Unión de UGT de nuestra comunidad, exigimos que la Junta de Andalucía, al igual que publicó ayer el gobierno Balear, garantice la cobertura de todos los fijos discontinuos y de todos los eventuales del sector turístico, que representan el más del 13% de nuestro PIB, y también más del 13% de los trabajadores de nuestra comunidad. Si nuestros más directos competidores pueden hacerlo, ¿por qué no Andalucía?