Un millón de euros contra un derecho de las mujeres

Un millón de euros contra un derecho de las mujeres

En el último Consejo de Gobierno del miércoles 13 de noviembre, el Consejero de Salud y Familias reconoció que han concedido un millón de euros a asociaciones ultraconservadoras para asesorar a mujeres embarazadas con el fin que no aborten.

15/11/2019 |

Imagen noticia

UGT Andalucía lamenta enormemente esta política de la Junta de Andalucía, que disfrazada de medida social, lo que trata es de contrarrestar la aplicación de una normativa que reconoce el derecho al aborto de las mujeres que lo decidan con la única limitación de las semanas de gestación.

 

 El pleno del Parlamento ha rechazado este jueves la moción planteada con medidas para evitar el aborto y su referencia a "abortorios“.

 

 Esto era de esperar después de conocer el acuerdo de investidura que decía expresamente que se iba a “Poner en marcha un sistema de atención a mujeres con embarazos no deseados que les proporcione información, asistencia y alternativas socioeconómicas”.

 La función de los poderes públicos es garantizar que la ley se cumpla, y la ley vigente es Ley 2/2010 de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo que específica la despenalización de la práctica del aborto inducido durante las primeras 14 semanas del embarazo. Durante este tiempo, la mujer podrá tomar una decisión libre e informada sobre la interrupción de su embarazo. Además añade lo siguiente: no habrá intervención de terceros en la decisión.

 

 Esta normativa intentó modificarse y generó  un movimiento social, liderado por asociaciones de mujeres y en el que UGT participó activamente, llamado el Tren de la Libertad, que impidió restringir el derecho al aborto y produjo la dimisión de Alberto Ruiz Gallardón impulsor de la reforma legal que no llegó a producirse.

 

Cuando hablamos de embarazos no deseados, los poderes públicos no deben intervenir en la decisión privada e intransferible de sus ciudadanas, porque es sobre su propio cuerpo y sobre el desarrollo de sus vidas sobre lo que tienen que elegir. Los poderes públicos lo que deben hacer es garantizar que esta decisión tenga cobertura a través de la sanidad pública y cumpla con la normativa aplicable.

 

Desde la Secretaría de Igualdad y Juventud de UGT Andalucía le recordamos al Gobierno andaluz, por si lo han olvidado, que las mujeres son ciudadanas igual que los hombres, con plena autonomía y facultad de decisión sobre sus cuerpos y sus vidas, no necesitan una tutela de asociaciones subvencionadas con dinero público para que influyan en esta decisión tan trascendental para ellas. Asociaciones que en algunos casos deberían estar siendo investigadas por hostigamientos hacía mujeres y profesionales de las clínicas donde se practican abortos como establece la ley. UGT Andalucía aboga por la libre decisión de las mujeres sobre sus cuerpos y sus vidas. #YoDecido.