UGT Córdoba considera fundamental revisar con carácter retroactivo los ERTES por fuerza mayor

UGT Córdoba considera fundamental revisar con carácter retroactivo los ERTES por fuerza mayor

La Unión General de Trabajadores de Córdoba (UGT Córdoba) pide que se extreme la vigilancia en los ERTEs (Expedientes de Regulación Temporal del Empleo) para que se realicen adecuadamente. Así, el sindicato considera indispensable una "revisión minuciosa, sobre todo en los presentados por fuerza mayor, para evitar que algunas empresas aprovechen la coyuntura para despedir a trabajadores usando los recursos públicos".

07/04/2020 |

Imagen noticia
Según los últimos datos registrados hasta el pasado fin de semana, en Andalucía se presentaron desde el 14 de marzo un total de 88.650 ERTEs (Almería: 7,9%; Cádiz: 15,2%; Córdoba: 8,3%; Granada: 10,4%; Huelva: 5,2%; Jaén: 6,4%; Málaga: 26,3% y Sevilla: 19,9%) con aproximadamente 427.000 trabajadores afectados. Esta situación ha obligado a desarrollar en tiempo récord un procedimiento informático para, en primer lugar, registrar con garantías las solicitudes para después resolverlas en un plazo de cinco días. Sin embargo, a pesar del incremento de los efectivos por parte de la Administración sólo han podido ser atendidas 36.345 solicitudes (Almería: 14,5%; Cádiz: 13,0%; Córdoba: 8,5%; Granada 6,9%; Huelva: 3,7%; Jaén: 5,3%; Málaga: 20,3% y Sevilla: 27,7%) que incluyen a 179.090 trabajadores. 
 
Aunque en UGT Córdoba aún no disponemos de los datos oficiales de los ERTEs discriminados por fuerza mayor y de aquellos por causas económicas, técnicas u organizativas, así como el número de despidos realizados pese al compromiso consensuado con la Patronal, desde el sindicato existe un temor por la posible utilización fraudulenta de los mismos. Por este motivo, el secretario de Acción Sindical de UGT Córdoba, Jaime Sarmiento, reivindica "una revisión con carácter retroactivo más exhaustiva de los expedientes, sobre todo, en los presentados por fuerza mayor, dado que a nivel andaluz, el 96,3% de las solicitudes han sido favorables frente a las 3,7% desfavorables". En cuanto a la actividades, hay 265 CNAEs diferentes, siendo las más afectadas las siguientes: establecimientos de bebidas (bares), un 30,3%; restaurantes y establecimientos  de comidas, 14,7%; comercio al por menor, 23%; otros servicios personales, 4,7%; y actividades deportivas, un 2,8%.
 
Una vigilancia que en el caso de Córdoba es aún más importante, ya que Sarmiento recuerda que "antes de esta crisis sanitaria, Córdoba contaba con una media salarial 20 puntos por debajo de la nacional, ocupa una de las primeras posiciones en cuanto a desempleo y protagoniza uno de los índices más altos de inaplicación de los convenios, por lo que la necesidad de un mayor control y seguimiento de los ERTE`s es patente". 
 
En esta misma línea, UGT entiende que después de Semana Santa, la gran mayoría de EREs temporales que se produzcan, deberán ser por causas técnicas, económicas u organizativas, en detrimento de las de fuerza mayor, ya que los primeros gozan de un mayor control ya que deben ser negociados previamente con los representantes legales de los trabajadores. Al mismo tiempo, el sindicato entiende que ante la prórroga o prórrogas respecto al Estado de Alarma, todas las medidas sociales y laborales que el Gobierno viene adoptando deberán también ser prorrogadas.
 
RECURSOS PARA LOS MÁS VULNERABLES GESTIONADOS POR LAS ADMINISTRACIONES PÚBLICAS
 
En otro orden de cosas, Sarmiento señala que "siendo conscientes de que existen unos recursos humanos y económicos limitados, es necesario que se priorice su distribución comenzando por los colectivos más vulnerables, los que han quedado fuera de toda protección social". Además, el responsable sindical matiza que "las fórmulas de reparto tienen que ser claras, transparentes y fiables, al mismo tiempo que deben ser gestionadas en exclusiva por las administraciones públicas para evitar desviaciones o picarescas". 
 
En lo que concierne a nuestra provincia, "sabemos que hay una estimación de economía sumergida que roza el 30%, y cuyos trabajadores afectados no pueden quedarse atrás una vez más", por lo que "seguimos reivindicando la importancia de una renta vital para las personas que se han quedado sin ingresos, porque de esta crisis, a diferencia de las anteriores, tenemos que salir todos".