UGT Andalucía lamenta la baja participación en las elecciones andaluzas y considera urgentes medidas que palien la desafección de la ciudadanía

UGT Andalucía lamenta la baja participación en las elecciones andaluzas y considera urgentes medidas que palien la desafección de la ciudadanía

Los resultados electorales en Andalucía abren un escenario de incertidumbre que no benefician a la estabilidad necesaria para afrontar los retos pendientes. UGT-A entiende que son reflejo de la frustración de la ciudadanía ante la falta de políticas sociales eficaces que resuelvan los problemas reales de la gente.

03/12/2018 |

Independientemente del gobierno que surja de este escenario, UGT-A seguirá luchando por mejorar los derechos de la clase trabajadora, denunciando la precariedad y exigiendo medidas que eliminen la siniestralidad laboral, y la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres; continuaremos exigiendo unos servicios públicos de calidad, y la eliminación de los recortes que han venido sufriendo los empleados públicos y de la violencia de género. No daremos un paso atrás en los derechos sociales conseguidos tras 130 años de lucha, así como le exigiremos a los partidos políticos que no se permita un retroceso en los avances sociales conseguidos en los últimos años, velando siempre por una sociedad democrática y bajo los principios de igualdad, solidaridad y convivencia ciudadana pacífica.

La secretaria General de UGT-A se encuentra en Copenhague participando en el IV Congreso Mundial de la Confederación Sindical Internacional. Carmen Castilla ha manifestado que “la baja participación proviene de la frustración de la ciudadanía ante la clase política porque dicen mucho pero hacen poco, por la gente que lo está pasando realmente mal. Nuestra propuesta es que haya más políticas sociales, que estén cercanas a los problemas reales de la población, que necesitan empleo, educación, sanidad, ayuda a la dependencia, lo que haría que recuperaran la confianza en la clase política.”

Desde UGT-A esperamos que las fuerzas políticas den prioridad a entender y atender las necesidades de las personas.