Los primeros días de Estado de Alarma aumentan la brecha de la industria andaluza que eleva la caída interanual hasta el 14,6%

Los primeros días de Estado de Alarma aumentan la brecha de la industria andaluza que eleva la caída interanual hasta el 14,6%

En la mañana de hoy, el Instituto Nacional de Estadística (INE) ha publicado los datos sobre la cifra de negocio en la industria, en cada una de las Comunidades Autónomas así como en el conjunto del Estado, relativos al pasado mes de marzo.

21/05/2020 |

Imagen noticia
En el tercero de los meses del año, la cifra de negocio en la industria andaluza se redujo un 5,5% con respecto a febrero, lo que hace descender la tasa media del año hasta el -5,6%. De esta forma, se confirma el desplome de nuestra industria en un mes en el que el Estado de Alarma solo ocupó la segunda mitad del mismo.
 
El retroceso mensual de la industria ha sido generalizado para el conjunto del Estado (-7,9%) que acaba así con la tendencia positiva del nuevo año creciendo y pasa a poner en negativo la media de lo que llevamos de año (-5,1%). 
 
En esta ocasión, 9 de las 17 CCAA han registrado mejores datos que Andalucía en términos medios del arranque de 2020. En sentido negativo, destacan muy especialmente el Principado de Asturias (-12,6%), Cantabria (-12,1%) y País Vasco (-11,2%), con retrocesos de la cifra de negocios de más del 10%.
 
Por el contrario, entre las 9 regiones registraron tasas medias anuales mejores que las de Andalucía, solo Extremadura (2,9%) y Galicia (0,0%) evitan los valores negativos. Entre estas últimas, los descenso más suaves en la cifra de negocios han sido los experimentados por la Comunidad Valenciana (-1,2%), Aragón (-2,8%) y Canarias (-3,3%), con tasas que, aunque negativas, resultan  muy inferiores a la media del conjunto del Estado (-5,1%).
 
En términos interanuales, en este caso, la posición de Andalucía en la comparación con el resto de CCAA resulta igualmente negativa. De esta forma, con respecto a marzo del pasado año, registramos un descenso de la cifra de negocios del sector industrial del 14,6% mientras que, en el conjunto del Estado, el descenso fue de un 13,9%, es decir, 7 décimas por debajo de la tasa interanual registrada en Andalucía.
 
En términos generales, solo podemos valorar de forma más negativa aún si cabe, los datos publicados hoy por el INE. No podemos continuar dejando caer a nuestra industria, un sector económico fundamental para asegurar la viabilidad futura de nuestra economía y de nuestro modelo de sociedad.
 
La crisis generada por el coronavirus debe servir, de una vez por todas, para que nuestros dirigentes sean conscientes de lo arriesgado de mantener un modelo productivo con un peso tan reducido de las actividades industriales. Sustentar el crecimiento andaluz en sectores como los servicios, especialmente el turismo, y la construcción nos sitúa en una posición de debilidad que provoca que los efectos de las crisis económicas s dejen notar en mayor medida en nuestra Comunidad Autónoma.
 
La evolución de la pandemia, aunque no podemos lanzar todavía las campanas al vuelo, parece comenzar a controlarse por lo tanto, es ya el momento de mirar al futuro más cercano y poner los mimbres para un cambio de modelo productivo de vital necesidad para nuestra tierra. La Andalucía del futuro tiene que ser la de la industria, la de la innovación, la de la investigación y la del empleo de calidad. En definitiva, la Andalucía que queremos no es otra que la del Estado del Bienestar.