Los datos así lo constatan, la inmediata subida del SMI es una prioridad

Los datos así lo constatan, la inmediata subida del SMI es una prioridad

En la mañana de hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE) ha publicado los costes laborales armonizados, correspondientes al segundo trimestre del presente año. En un primer análisis de los mismos podemos comprobar cómo volvemos a cometer los errores del pasado y a fomentar la precariedad laboral, esta vez en forma de salarios insuficientes. En este sentido, especialmente importante es denunciar la minoración de los costes salariales que se ha producido, en términos interanuales, en actividades económicas como la hostelería (-15,4%), las actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento (-13,3%), las industrias extractivas (-12,0%) y las actividades inmobiliarias (-10,2%).

09/09/2021 |

Imagen noticia

Ante estos datos, no deja de asombrarnos la posición adoptada por la patronal en lo que a la subida del SMI se refiere. Por este motivo, esperamos que el Gobierno, aunque nos hubiera gustado que fuera una medida acordada con el conjunto de los agentes sociales y económicos, cumpla con sus compromisos electorales y legisle. Es decir, que retome la senda del incremento del SMI.

Más allá de ello, lo cierto es que durante el segundo trimestre del año, el coste salarial por hora trabajada, a nivel estatal, y una vez eliminados los efectos de la estacionalización y el calendario, descendieron 5 décimas con respecto al primer trimestre de 2021, porcentaje una décima superior al retroceso intertrimestral experimentado por el conjunto de los costes laborales (-0,4%). Por su parte, los otros costes son los que experimentaron el menor descenso con respecto al trimestre anterior, en este caso de solo una décima.

En términos interanuales, el salario por hora recibido por los trabajadores, durante el segundo de los trimestres del año, se ha visto reducido en un alarmante 2,5% con respecto al mismo trimestre de 2020, reduciendo así, en 3,8 puntos, la tasa de crecimiento interanual registrada durante el pasado trimestre (1,3%), y poniendo fin a una racha continuada de 15 trimestres consecutivos con valores positivos desde que, en el segundo trimestre de 2017 se vieran reducidos en un 0,2%.

Si analizamos lo ocurrido durante los segundos trimestres de los últimos años, observamos como desde que contamos con este indicador (2000), este segundo trimestre del año siempre ha sido un periodo de incrementos de los costes salariales, solo roto hasta ahora con lo acontecido en 2017.

Además, no podemos dejar de resaltar que el desplome registrado en el primer trimestre de 2021 supone también una tasa 8,8 puntos inferior a la que se obtuviera en el segundo trimestre del pasado ejercicio económico, cuando los costes salariales se vieron incrementados en 6,3 puntos.

Por su parte, el descenso del conjunto de los costes laborales ha sido mayor (-3,8%), dado que los otros costes experimentan, en esta ocasión, la mayor caída interanual, situándose 7,7 puntos por debajo del valor que se registrara en este segundo trimestre en 2020.

Por todo ello, desde UGT Andalucía entendemos que los datos conocidos no hacen más que constatar la precariedad del mercado laboral y la importancia que tiene emprender un importante incremento de las retribuciones salariales que percibimos el conjunto de los trabajadores. Para ello apostamos por dos actuaciones prioritarias: incrementar el SMI y fortalecer la Negociación Colectiva con incrementos salariales y con cláusulas de garantía salarial que aseguren nuestro poder adquisitivo.