“Las mujeres son protagonistas de la economía, pero de forma negativa, a causa de las enormes desigualdades que existen”

"Las mujeres son protagonistas de la economía, pero de forma negativa, a causa de las enormes desigualdades que existen"

Así lo ha declarado la secretaria general de UGT Andalucía, Carmen Castilla, en su intervención dentro de la I Jornada de Mujeres Valientes e Inspiradas que se ha celebrado este jueves en Sevilla.

05/10/2017 |

Imagen noticia

 “Las mujeres son protagonistas de la economía, pero de forma negativa, a causa de las enormes desigualdades de acceso a los recursos económicos por sexos en todas las partes del mundo.  Según Oxfam, las mujeres somos las que peores condiciones laborales tenemos, además de menores salarios. Incluso las grandes fortunas también pertenecen en un 90% a hombres. Al mundo le quedan, al menos 81 años para cerrar la brecha entre mujeres y hombres, y 75 años para corregir la brecha salarial”, ha dicho.

“Sí es cierto que, especialmente en el ámbito público, las mujeres estamos teniendo un mayor protagonismo y, aunque muy lejos de la paridad, empezamos a vernos en las presidencias de los países, de las Comunidades Autónomas, de las organizaciones sindicales”.

Según Castilla, “las mujeres a lo largo de la historia han participado en el mantenimiento del hogar y los cuidados, eso no se ha contabilizado de forma alguna para la economía, y sigue sin tenerse en cuenta ese trabajo doméstico. Nuestro compromiso y nuestro trabajo está dirigido a trasladar esta concepción a la Negociación Colectiva, a través de la introducción de cláusulas que garanticen a los trabajadores y trabajadoras el ejercicio de sus derechos en materia de conciliación de la vida  familiar y laboral”.

“Es evidente que hay reticencias por parte del empresariado a contratar mujeres, e incluso después de ser contratadas a mantenerlas en sus puestos de trabajo.  Para paliar esta situación la UGT, viene defendiendo desde hace años un permiso de paternidad, como derecho individual e intransferible. El disfrute por parte de los trabajadores del permiso individualizado de paternidad, operará sin duda en el cambio de mentalidad del empresariado y de la sociedad, ya que no podrán vincular en exclusiva el ejercicio de este derecho a las mujeres”.

“En Andalucía la tasa de paro de los hombres es del 23.29% mientras que el de las mujeres es del 27.63%, es decir. Aunque la incorporación de la mujer al mercado laboral andaluz es un hecho, lo lento de la misma no es una cuestión menos real. Si nos fijamos en la contratación a tiempo parcial, vemos que las mujeres son las grandes protagonistas de este tipo de jornadas, representando el 73,4% de estos asalariados. Por el contrario, el porcentaje de mujeres con contratación a tiempo completo sólo representa el 37,6% de los asalariados en esta modalidad”, ha especificado.

“En Andalucía tenemos una brecha salarial del 24,2%, las trabajadoras andaluzas dejamos de percibir 5.859,58 euros al año, y si esto se mantiene en una vida laboral de 35 años, supondría más de 205.000 euros. También existe la brecha de género en las pensiones. Mujeres y hombres perciben pensiones muy diferentes en cuanto al tipo y la cuantía. La cuantía media de las pensiones es mayor cuando la percibe un hombre, unos 168 euros más si hablamos de incapacidad y 359 euros más si hablamos de jubilación. En definitiva, las pensiones percibidas por los hombres son un 51.4% más cuantiosas que las de las mujeres”, ha señalado.

Según Carmen Castilla, “hemos hecho una importante labor en el impulso del papel de las mujeres en nuestra propia Organización, hemos pasado de la escasa o nula representatividad de mujeres en la dirección de UGT a conseguir el 40%, además de tener un 25% de mujeres en las Secretarías Generales”.

“No podemos permitir que, en el transcurso de la carrera profesional de muchas mujeres, se nos contrate a tiempo parcial mayoritariamente, se nos despida si nos quedamos embarazadas o si ejercemos los derechos de conciliación, no podamos promocionar, se nos pague menos por trabajos similares, se nos acose sexualmente o se nos discrimine por el simple hecho de ser mujer”, ha concluido la secretaria general de UGT Andalucía.