UGT reclama que la inclusión en el sistema de protección civil sea real y efectiva para las y los bomberos forestales

UGT reclama que la inclusión en el sistema de protección civil sea real y efectiva para las y los bomberos forestales

La Unión General de Trabajadores quiere destacar y poner en valor el gran trabajo que han realizado los bomberos y las bomberas forestales de nuestro país en este contexto de crisis sanitaria ya que además de seguir trabajando en labores de prevención y extinción de incendios forestales, estos grandes profesionales han estado realizando todo tipo de trabajos vinculados con esta emergencia, como son el traslado de material sanitario y de primera necesidad; la ayuda a personas dependientes en el mundo rural; la revisión de infraestructuras básicas; el montaje de hospitales de campaña; o la limpieza y desinfección de infraestructuras críticas.

01/06/2020 |

Imagen noticia
El sindicato recuerda que no es la primera vez que este colectivo, que sin lugar a dudas debe ser reconocido como un servicio de emergencia siendo incorporado real y efectiva al sistema de protección civil, realiza trabajos más allá de los puramente relacionados con los incendios forestales. Han participado, por ejemplo, en episodios de grandes catástrofes naturales, como las inundaciones del pasado año.
 
Para UGT las Administraciones Públicas se están aprovechando de la capacidad que tiene este colectivo para atender emergencias de todo tipo, sin dotarles del reconocimiento, la formación ni de los medios necesarios para trabajar en condiciones dignas y seguras.
 
Además, el sindicato insiste en que hay que atender la alta vulnerabilidad que existe en nuestro país en relación al cambio climático y sus impactos. Grandes incendios forestales, inundaciones, sequías, olas de calor, etc., van a ser cada vez más frecuentes e intensas, afectándonos tanto desde el punto de vista ambiental, como económico y social.
 
En el caso específico de los incendios forestales ya se han vivido situaciones muy por encima de la capacidad de extinción y contención, lo que supone no solo un peligro real para los bosques, sino un serio riesgo para la población civil y para el personal que presta los servicios de prevención, detección y extinción de incendios forestales.
 
En este contexto, el colectivo de las Bomberas y los Bomberos Forestales - compuesto por algo más de veinte mil mujeres y hombres con dependencia estatal y de las distintas administraciones regionales y provinciales- además de sus competencias habituales de prevención, vigilancia y extinción de incendios forestales suman, cada vez más, trabajos de “apoyo a las contingencias en medio natural y rural”. Por lo que se han convertido en piezas claves para hacer frente al cambio climático.
 
El confinamiento y los Incendios Forestales
 
UGT alerta de que el confinamiento también se ha visto reflejado en nuestros bosques ya que muchos tratamientos preventivos no se han podido finalizar, lo que, sumado a la inacción humana en los tratamientos culturales y silvícolas en el mundo rural y a una primavera abundante en lluvias, ha originado la proliferación de grandes cantidades de pastizal y arbustivas. Esto supone un alto riesgo de incendio forestal y más teniendo en cuenta las previsiones meteorológicas que hablan de un verano seco y cálido.
 
Los datos de incendios forestales de 2020 muestran una clara reducción del número de hectáreas quemadas frente a la media del decenio. Esto es causa principalmente del confinamiento de la población (hay que recordar que casi el 80% de las incidencias son producidas por la mano del hombre). Ante esta situación, desde UGT queremos insistir en que estos datos son coyunturales y no pueden hacer que las administraciones se confíen y rebajen sus preocupaciones.
 
Demandas de UGT
 
Para el sindicato la verdadera solución para los incendios forestales pasa por una estrategia de lucha basada en la prevención, contando con medios técnicos y humanos suficientes, que dispongan de unas condiciones laborales dignas.
 
Resulta de vital importancia establecer planes encaminados a la mejora de nuestros bosques, ya que son fundamentales para proteger la diversidad biológica y combatir el cambio climático. Es necesario gestionarlos sosteniblemente y luchar contra la desertificación, detener e invertir la degradación de las tierras y de la masa forestal, así como la pérdida de biodiversidad. Si no modificamos la forma de actuar, las consecuencias de los incendios forestales serán cada vez más dramáticas.
 
En este sentido, UGT demanda, entre otras cosas:
 
Establecer una planificación territorial adecuada, desarrollando políticas de desarrollo rural que fijen a la población y creen empleo. 
Transformar el territorio en menos inflamable y más resiliente al cambio climático.
Apostar por una gestión forestal que vaya encaminada a solucionar el aumento de la continuidad y la acumulación de la vegetación forestal bajo situación de estrés hídrico.
 
Elaborar, desde las diferentes Comunidades Autónomas, planes reales y eficaces contra los incendios forestales, aumentando el empleo en el sector, garantizando la continuidad durante los 12 meses del año de los trabajadores y trabajadoras y el establecimiento de labores preventivas todo el año.
Desarrollar el Estatuto Básico del bombero y bombera forestal, que mejore las condiciones de trabajo de este colectivo y las iguales en las diferentes CCAA.