Se continúa agravando la crisis en el sector servicios

Se continúa agravando la crisis en el sector servicios

La interanual continúa en caída libre y la cifra de negocios es casi un 14% menor a la de noviembre de 2019. El sector ha visto reducido su nivel de ocupación un 6,2% con respecto al mismo mes del pasado año y se coloca entre los tres descensos más altos del conjunto del Estado.

21/01/2021 |

Imagen noticia

En la mañana de hoy, el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía (IECA) ha publicado la desagregación de los indicadores de actividad del sector servicios, correspondientes al pasado mes de noviembre. De ellos queremos extraer las siguientes conclusiones que, para nuestro Sindicato, cuentan con una gran relevancia por su afectación, de manera directa o indirecta, con la generación y el mantenimiento del empleo en el sector:

La cifra de negocios desciende un 13,9 % en términos interanuales con lo que vuelve a verse incrementada, de manera significativa, en casi dos puntos, con respecto a la del mes pasado, superando incluso los valores de los meses anteriores en los que el retroceso interanual superaba, levemente, el 12%.

Aunque el descenso en la cifra de negocios ha sido generalizado, solo 5 de las 17 CCAA presentan tasas más negativas que Andalucía. Además, a diferencia de lo que venía ocurriendo, el retroceso de la actividad de nuestro sector terciario es ya mayor que el del conjunto del Estado (-12,6%), muy mejorado ahora por los menores descensos registrados en CCAA como la Región de Murcia (-1,8%) y Extremadura (-3,7%).

En lo relativo al empleo en el sector terciario, el grado de ocupación registra un retroceso interanual del 6,2%, lo que vuelve a empeorar lo negativo de la tasa registrada durante el mes pasado (-5,5%). Además, nos situamos ahora 1,2 puntos por encima del descenso en el empleo del conjunto del Estado (-5,0%) y ya son nueve los meses consecutivos con tasas interanuales negativas, desde febrero de 2020 cuando se incrementó 1,16%.

De igual forma, esta caída de la ocupación tampoco se ha producido con la misma intensidad en todas las Comunidades Autónomas. De esta forma, tal como ocurría con la cifra de negocios, los retrocesos más importantes son los sufridos en Illes Balears, del 14%, junto con Canarias (-10,7%). Por el contrario, la Región de Murcia (-1,9%) y Castilla – La Mancha (-2,0%) fueron donde menos se vio reducido.

El sector servicios es el más importante de los motores de la economía andaluza, tanto por su aportación actual al PIB como por su importancia relativa en lo que a ocupación se refiere. Por este motivo, en una economía ten excesivamente terciarizada como la andaluza, las dificultades por las que está atravesando el sector en el conjunto de las economías más desarrolladas tiene un mayor impacto en nuestra tierra y una repercusión directa en nuestros indicadores laborales.

La cifra de contagios no da lugar a tregua, nuestros hospitales están saturados y las plantas UCI al borde del colapso. Es evidente que en la situación actual lograr doblar la curva de esta tercera ola es la más importante de las prioridades. Pero esto no debe significar dejar de trabajar por la Andalucía de después de la pandemia. Tenemos que quitarle carga al sector servicios incrementado el peso relativo de nuestra industria y de actividades generadoras de innovación y de poder adquisitivo. Pero este proceso debe llevarse a cabo en paralelo a la búsqueda de la excelencia y la sostenibilidad de nuestro sector servicios y ello pasa, ineludiblemente, por mejorar la calidad del empleo que genera y por erradicar, de una vez por todas, la precariedad laboral.