prima de riesgo

La prima de riesgo se incrementa en un 80% en el último año

23/03/2012 |

Imagen noticia

A lo largo de este Informe hemos querido dejar constancia de la importancia que tiene, en la economía actual, la prima de riesgo, así como la necesidad de que todos los que componemos UGT Andalucía conozcamos el funcionamiento de la misma. Ello nos permitirá conocer las diversas consecuencias que puede provocar su incremento descontrolado.

No obstante, tampoco podemos dejar de entender que, a grandes rasgos, la prima de riesgo no es más que un indicador macroeconómico. Pero no un indicador de actividad económica como podría ser el PIB, la prima de riesgo lo que realmente mide es el grado de confianza de las economías.

Desgraciadamente, hace ya mucho tiempo que el poder político, el que emana de la democracia otorgando dicho poder a los gobiernos electos, dejó de tener control sobre el poder económico. En pocos aspectos se manifiesta esta cuestión mejor que en el análisis de la prima de riesgo, la cual está siempre a expensas de los caprichos de las Agencias de Calificación, de los vaivenes del mercado y de las decisiones especuladoras de los grandes capitales internacionales.

En este sentido, hemos dejado constancia de las importantes consecuencias que el alza de la prima de riesgo tiene sobre el entorno económico, social e incluso político. Hasta el punto de ser uno de los motivos que se utilizó para justificar la dimisión de un Gobierno, como ocurrió en Italia, o de forzar la necesidad de llevar a cabo un Plan de  Rescate Financiero por parte de la Unión Europea, tal como sucedió en Grecia o Portugal.
 
En nuestro caso, el Gobierno Central ha apostado por llevar a cabo una política de recorte de los derechos sociales sin precedentes que, entre otras cuestiones, está suponiendo el desmantelamiento del Estado del Bienestar, el adelgazamiento de las políticas públicas y la eliminación de gran parte de las conquistas sindicales alcanzadas tras siglos de lucha y que han quedado de manifiesto con la entrada en vigor de la reciente Reforma Laboral.

Sin embargo, la práctica está demostrando que todos estos recortes presupuestarios, incluso en sanidad y educación, así como el fomento del despido libre que supone la Reforma Laboral, en nada ayuda a la generación de empleo ni, por ende, a la reactivación de la economía y, menos aún, a mejorar el grado de confianza de la economía española factor que, como hemos visto, es el principal elemento al que se vincula las oscilaciones de la prima de riesgo.

Por el contrario, hay otra serie de Estados que, lejos de la política neoliberal de acabar con todo lo que suene a "público", apuestan decididamente por un Estado fuerte y capaz de intervenir y de sobreponerse a los antojos del mercado. Una Administración Pública eficaz y dotada de toda una serie de servicios públicos de calidad y de prestigio internacional. Unos países sustentados en una política tributaria con una elevada carga impositiva pero, especialmente, basada en una apuesta clara por la progresividad de sus impuestos. Unos Gobiernos que no han dudado en controlar el déficit público a partir del incremento de sus ingresos y no a través de la disminución del gasto y la consecuente pérdida de derechos que ello supone.

Paradójicamente, países como Dinamarca o Suecia, con el modelo de Estado del Bienestar por el que aboga nuestro Sindicato, también cuentan ahora con las primas de riesgo más reducidas, por lo que, la confianza que genera sus economías está por encima de cualquier duda.

En definitiva, este Informe demuestra que, incluso centrándonos en el cumplimiento de los objetivos macroeconómicos, existe otra forma de hacer las cosas. Es posible salir de la crisis a partir de la puesta en marcha de políticas destinadas a la generación de empleo y al mantenimiento del Estado del Bienestar y no a través de los recortes sociales llevados a cabo por el Presidente del Gobierno.