ipc octubre 2012

Los precios continúan subiendo, un motivo más para ir a la Huelga General

13/11/2012 |

Imagen noticia


Durante octubre, el IPC en Andalucía subió un 0,7% con respecto al registrado en septiembre. Este incremento es una décima inferior al registrado a nivel estatal (0,8%) y también una décima inferior al que se alcanzara el pasado año durante este periodo (0,8%).

En cuanto a la variación interanual, el incremento de los precios en Andalucía ha sido del 3,1%. Este dato es cuatro décimas inferior a la inflación estatal (3,5%) y dos décimas superior al registrado en octubre de 2011 (2,9%).

Por grupos, vestido y calzado (9,9%) es el grupo que ha recogido el mayor incremento del IPC con respecto al mes pasado, como consecuencia de la nueva temporada de moda. A su vez, enseñanza (9,2%) también registra un importante incremento de precios fruto del inicio del curso universitario. En sentido contrario, los grupos vivienda y transporte (ambos -0,9%) son en los que se han producido los descensos de precios más destacados.

En cuanto a la inflación interanual, en los últimos doce meses, los aumentos de precios más importantes se han dado en los grupos medicina (11,3%), consecuencia de la puesta en marcha del copago farmacéutico, y enseñanza (10,1%). Por el contrario, comunicaciones (-1,8%) es el único grupo que ha visto reducido sus precios.

Por lo que a los alimentos de primera necesidad se refiere, los incrementos más significativos de este mes se registran en las legumbres y hortalizas frescas (2,6%) y el azúcar (2,4%). Por el contrario, destacan los descensos de precios alcanzados en otros productos como las frutas frescas (-1,4%) y el pescado (-1,1%).

Durante el último año, los alimentos más inflacionistas han sido los huevos (20,1%) y las frutas frescas (8,5%). En sentido opuesto, los únicos alimentos que más han visto reducidos sus precios han sido la carne de ave (-2,8%), el pescado (-1,2%) y la leche (-0,3%).

El IPC se ha incrementado en todas las provincias andaluzas. Los mayores aumentos se han dado en Almería (1,0%), Córdoba y Granada (ambas 0,9%). Por el contrario, los menores incrementos de precios se ha registrado en Málaga y Sevilla (ambas 0,6%).

En los últimos doce meses, Córdoba y Granada (ambas 3,3%) repiten un mes más como las provincias más inflacionistas. Por el contrario, Sevilla (2,9%) se sitúa este mes como la que menos. Las diferencias entre provincias se colocan, por tanto, en 4 décimas y se reducen dos con respecto al mes pasado.

Mientras tanto el precio del petróleo, (el barril de Brent, el de referencia en Europa) ha sufrido continuas subidas y bajadas de precio a lo largo del mes de octubre, llegando incluso a situarse en casi 116 $,  a principios del mismo para luego bajar a 107,8 $ en la parte central del mes. Ha cerrado octubre con un valor de 108,39 $, 3,75 dólares por debajo de los 112,14$ que marcara a finales de septiembre y 1,69 $ menos que el precio que registraba hace justo un año.  

El Euribor, indicador de referencia utilizado para fijar el tipo de interés variable de los préstamos hipotecarios, ha sufrido continuos descensos en su valor a lo largo del pasado mes de octubre, situando el valor medio del mes en el 0,650%. Recordemos que la media del mes de septiembre fue del 0,740%. A su vez, noviembre parece continuar con esta tendencia decreciente ya que, como media provisional en lo que llevamos de mes, registramos un valor de 0,600%.

El Euribor de octubre se sitúa, por noveno mes consecutivo, por debajo del que se registrara hace un año (2,111%), por lo tanto, los trabajadores que tengan que revisar ahora sus hipotecas continuarán, un mes más, viendo reducidas sus cuotas mensuales.

Una de las pocas noticias económicas positivas de estos días es que, por tercera semana consecutiva, el precio de la gasolina y del gasóleo ha vuelto a abaratarse. A pesar de ello, los precios de los carburantes continúan siendo muy elevados ya que, a día de hoy, llenar el tanque de gasolina resulta 3,5 euros de lo que nos costaba el año pasado.

Además los datos dicen que la subida salarial pactada en convenio se redujo hasta el 1,3%, es decir, más de dos puntos por debajo de la inflación interanual que se registró durante ese mismo mes (3,4%). De esta forma, son ya 19 meses consecutivos en los que estas subidas salariales no han dejado de bajar.

Con respecto a las pensiones, el Gobierno continúa sin aclarar cuestiones tan importantes como saber en qué porcentaje se van a incrementar para 2013, si es que no las congelan, y si, finalmente, van a llevar a cabo el pago compensatorio relativo a la diferencia del IPC real de noviembre sobre el 1% (porcentaje en que se incrementaron las pensiones a principios de año) y de esta forma, evitar que los pensionistas pierdan poder adquisitivo.

Debemos recordar que por cada décima por encima del 1%, que se sitúe el IPC, los pensionistas tienen derecho a recibir 100 millones de euros, en forma de pago compensatorio, que se duplicarán al consolidarse para el próximo ejercicio. De esta forma, de mantenerse en el 3,5% alcanzado este mes, el coste total para las arcas públicas ascendería a 5.000 millones de euros.

En relación a la prima de riesgo, el Gobierno ha sufrido un nuevo varapalo en la UE al rechazar, el BCE, la petición de Rajoy de que se le asegurara una rebaja sustancial de la prima de riesgo, entre 200 y 250 puntos, en caso de que, finalmente, se pidiera el segundo rescate. Según palabras del propio Mario Draghi, el programa de compra de bonos de países con problemas que pidan un rescate contiene una serie de condicionantes claros a los que el Estado debe someterse. En este sentido, desde nuestro Sindicato nos hemos posicionado en contra de unas condiciones que, como viene ocurriendo en Grecia o Portugal, condenan a la población a un alarmante empobrecimiento.

A su vez, en lo relativo al rescate ya solicitado por España, el teóricamente vinculado al sector financiero, las noticias provenientes de Europa tampoco son halagüeñas para España ya que, la UE ha decidido dejar para 2014 la recapitalización directa de los bancos. Sin duda, esto supone una nueva victoria de la Canciller Merkel y un nuevo problema para España ya que, los 100.000 millones que va a costar la recapitalización bancaria van a terminar elevando la deuda pública y, lo que es peor, continúa sembrando dudas sobre quienes terminaremos pagando, finalmente, el rescate de las entidades financieras.

Especialmente preocupante han sido las previsiones económicas hechas públicas, por la UE, durante la pasada semana, en las que se afirma que, durante 2013, España superará, ampliamente, los seis millones de parados. Durante su comparecencia, el Comisario de Economía, Olli Rehn, anunció también que, durante el próximo ejercicio, se destruirán, a nivel estatal, cerca de medio millón de puestos de trabajo, con lo que la tasa de paro subiría hasta casi un 27%. Nada que ver con las previsiones del Gobierno en las que nos anunciaban que la misma caería hasta el 24,3% en 2013.


En este mismo Informe de la UE, se establece que España será el último país europeo en dejar atrás la recesión y que, en el próximo año, el PIB español sufrirá un retroceso del 1,4%, es decir, prácticamente el triple de lo anunciado por el Gobierno de Rajoy (-0,5). De esta forma, la UE prevé que la recesión en España durará 8 trimestres consecutivos para alcanzar, un crecimiento mínimo (0,1%) en el último trimestre de 2013.

Por último, en lo relativo a este Informe, más negativas si caben son las previsiones de déficit público que se hacen para la economía española. Según la UE, no se cumplirán los objetivos y España alcanzará, este año, un déficit del 8%, muy por encima del 6,3% comprometido, del 6% en 2013 y del 6,4% en 2014, año en el que tendría que estar reducido hasta el 2,8%.

Las consecuencias de las políticas de ajuste, de control del déficit y de recortes de derechos son evidentes: más paro, más recesión y más déficit público. Desgraciadamente, el Gobierno de la derecha española es incapaz de escuchar a los ciudadanos y, de una vez por todas, parar este sinsentido de política económica.

Una vez más, los trabajadores andaluces vamos a salir a la calle, el próximo 14 de noviembre, a manifestar al Gobierno nuestro más profundo rechazo a unas políticas que no hacen más que empobrecer a los ciudadanos, que no crean empleo, que no ayudan al crecimiento económico y que, ni tan siquiera, sirven para cumplir con los objetivos de déficit. Desde aquí hacemos un llamamiento a los trabajadores a secundar la Huelga General y, al conjunto de los ciudadanos andaluces, a convertir el día de mañana en una Jornada de Paro Social sin precedentes.