ipc jun 2013

Los precios continúan subiendo

31/07/2013 |

Imagen noticia

Durante junio, el IPC en Andalucía se incrementó un 0,1% con respecto al registrado en mayo. Este aumento es el mismo que el registrado a nivel estatal (0,1%) y se sitúa tres décimas por encima de la tasa que se alcanzara el pasado año durante este periodo (-0,2%).

En cuanto a la variación interanual, el incremento de los precios en Andalucía ha sido del 1,9%. Este dato es dos décimas inferior a la inflación estatal (2,1%) y tres décimas mayor que el 1,6% registrado en junio de 2012.

Ocio y cultura (0,7%) es el grupo que ha recogido el mayor incremento del IPC con respecto al mes pasado, como consecuencia del inicio de la temporada de turismo. A su vez, Alimentos y bebidas no alcohólicas (0,6%) también registra un importante incremento de precios. En sentido contrario, los grupos Vestido y calzado (-1,1%), por el adelanto de las rebajas y ofertas en muchos establecimientos y Otros (-0,2%) son los únicos en los que se han producido descensos de precios.

Por lo que a los alimentos de primera necesidad se refiere, los incrementos más significativos de este mes se registran en las frutas frescas (11,9%) y en las patatas y sus preparados (5,8%). Por el contrario, destacan los descensos de precios alcanzados en otros productos como las legumbres y hortalizas frescas (-12,5%), el azúcar (-0,7%) o los productos lácteos (-0,4%).

El IPC se ha incrementado en todas las provincias andaluzas, excepto en Almería (0,0%). El mayor incremento se han dado en Huelva (0,4%). A su vez, Córdoba y Jaén (ambas 0,2%), también se sitúan por encima de la media autonómica (0,1%).

Mientras tanto el precio del petróleo, (el barril de Brent, el de referencia en Europa) ha sufrido importantes alteraciones a lo largo del mes de junio. Finalmente, ha cerrado el mes con un valor de 102,04 $, 13  centavos de dólar por debajo de los 102,17 $ que marcara a finales de mayo y 4,42 dólares más que el precio que registraba hace justo un año. A pesar del descenso registrado en la parte final del mes pasado, no podemos dejar pasar por alto el hecho de que, a lo largo del mes, llegó incluso a superar los 106 dólares. Esta tendencia al alza se está viendo reforzada en los primeros días de julio, llegando incluso a alcanzar los 107,69 $.

Este domingo ha entrado en vigor la subida de los impuestos especiales al alcohol y al tabaco. De esta forma, son ya cuatro los cambios fiscales que ha sufrido el tabaco desde la llegada al poder del Ejecutivo de Rajoy. Más allá de posicionarse sobre la necesidad de emprender este tipo de actuaciones, lo que queda en evidencia es la inaptitud del Gobierno para llevar a cabo una auténtica reforma fiscal que, a partir de los impuestos directos y no de los indirectos, consiga una mayor recaudación a partir del incremento de la progresividad global del sistema impositivo.

El Euribor de junio se sitúa muy por debajo del que se registrara hace un año (1,219%), por lo tanto, los trabajadores que tengan que revisar ahora sus hipotecas continuarán, un mes más, viendo reducidas sus cuotas mensuales.

Especialmente sorprendente es el grado de optimismo mostrado en la reunión del Eurogrupo llevada a cabo esta misma semana. Durante el desarrollo de las reuniones, los ministros de economía y finanzas se han congratulado de cómo van las cosas en Europa. Quizás han olvidado a los 26 millones de parados o no son conscientes de los seis años que dura ya la crisis o, quizás, únicamente están escondiendo los problemas hasta que se celebren las próximas elecciones alemanas (22 de septiembre).

Este tipo de autocomplacencias ha sorprendido, incluso al propio FMI que, de la mano de Lagarde, no ha dudado un segundo en reprender este tipo de actitudes. Además, la presidenta del Fondo Monetario Internacional ha señalado la urgente necesidad de regular la situación de la banca europea. Especialmente contundentes fueron sus declaraciones al indicar que "la banca es el problema". Igualmente, el FMI solicitó al BCE nuevas rebajas en el tipo de interés y lo instó a inyectar más liquidez en la economía europea.
  

También durante esta semana hemos conocido las nuevas previsiones económicas publicadas por el FMI, que vienen a confirmar los peores augurios, la recuperación de la economía española se continúa retrasando y tampoco crecerá en 2014 (0,0%). En sentido contrario, sí registrarán crecimiento el conjunto de la economía mundial (3,8%), la zona euro (0,9%), Alemania (1,3%) y, especialmente, economías como la China (7,7%).

A falta de que realmente se traduzca en hechos, la lucha contra el paro juvenil y el apoyo a las pequeñas y medianas empresas parecen haberse colocado en el centro de las políticas europeas. En este sentido, durante estas semanas el BCE ha hecho público un informe en el que se pone de manifiesto como, en España, el coste medio de los préstamos para las PYMES es un 2,3% más alto que el de los préstamos destinados a las grandes empresas. Esta diferencia es más del doble de la que, por ejemplo, se registra en otros países de la eurozona como Francia (1%). Especialmente preocupante es este hecho en economías como la andaluza, donde prácticamente el 100% de nuestro tejido productivo está conformado por PYMES y micropymes.

Por último, no podemos terminar este Informe sin manifestar que el pasado lunes finalizó el plazo para renovar todos aquellos convenios cuya vigencia había finalizado tras la plena entrada en vigor de la Reforma Laboral del Partido Popular. En la práctica, el fin de la ultraactividad va a traducirse en que casi dos millones de trabajadores van a perder su convenio y, muchos de ellos, se van a quedar con el único amparo que ofrece el Estatuto de los Trabajadores. Desde UGT Andalucía reclamamos al Ejecutivo de Rajoy una ampliación de un año más de este plazo.

En definitiva, las dificultades económicas que vienen atravesando los trabajadores hace que desde UGT Andalucía exijamos a las Administraciones Públicas pongan todos sus esfuerzos en mejorar los sistemas públicos y en ofrecer mayores coberturas a las personas que peor lo están pasando durante la crisis, es decir, justo lo contrario de lo que viene haciendo la derecha española desde su llegada al poder.