ipc abril 2012

Ni la recesión frena el incremento de los precios

Las subidas de precios de la electricidad, la gasolina y de las prendas de vestir llevan el IPC hasta un valor inasumible para los trabajadores en tiempos de crisis

11/05/2012 |

Imagen noticia

Durante abril, el IPC en Andalucía subió un 1,5% con respecto al registrado en marzo. Este incremento es una décima superior al registrado a nivel estatal (1,4%) y dos décimas mayor que la tasa que se alcanzara el pasado año durante este periodo (1,3%).

En cuanto a la variación interanual, el incremento de los precios en Andalucía ha sido del 1,8%. Este dato es tres décimas inferior a la inflación estatal (2,1%) y 2,1 puntos menor que el 3,9% registrado en abril de 2011.

Vestido y calzado (10,4%) es el grupo que ha recogido el mayor incremento del IPC con respecto al mes pasado, como consecuencia de la temporada de moda. A su vez, Bebidas Alcohólicas y Tabaco (3,0%) y vivienda (3,0%) también registran un importante incremento de precios. En sentido contrario, los grupos Comunicaciones (-0,4%) y Medicina (-0,1%) son los únicos en los que se ha producido un descenso de precios.

En cuanto a la inflación interanual, en los últimos doce meses, los aumentos de precios más importantes también se han dado en los grupos Vivienda (5,2%) y Bebidas Alcohólicas y Tabaco (5,1%). Por el contrario, Comunicaciones (-3,9%), Medicina (-3,3%) y Ocio y Cultura (-1,1%), son los únicos grupos que han visto reducidos sus precios.

Por lo que a los alimentos de primera necesidad se refiere, los incrementos más significativos de este mes se registran en los huevos (5,1%), las frutas frescas (2,8%) y el pescado (1,2%). Por el contrario, destacan los descensos de precios alcanzados en otros productos como las legumbres y las hortalizas frescas (-4,2%) o el aceite (-1,0%).

El IPC ha subido en todas las provincias andaluzas. Los mayores incrementos se han dado en Jaén (2,0%), Córdoba (1,7%), Cádiz (1,6%) y Granada (1,6%). A su vez, Huelva, Málaga y Sevilla (las tres 1,4%) son las únicas provincias que han obtenido aumentos de precios inferiores a la media autonómica (1,5%), Almería (1,5%) ha registrado un incremento de precios igual a la media andaluza.

Mientras tanto el precio del petróleo, (el barril de Brent, el de referencia en Europa) ha sufrido importantes descensos a lo largo del mes de abril, llegando incluso a situarse en 118$ a finales del mismo. Finalmente, ha cerrado abril con un valor de 119,28 $, 3,7 dólares por debajo de los 122,96$ que marcara a finales de marzo y un 2,36% inferior al precio que registraba hace justo un año.

El Euribor, indicador de referencia utilizado para fijar el tipo de interés variable de los préstamos hipotecarios ha sufrido continuos descensos en su valor a lo largo del pasado mes de abril, situando el valor medio del mes en el 1,368%. Recordemos que la media del mes de marzo fue del 1,499%. A su vez, en mayo parece continuar con esta tendencia decreciente ya que, como media provisional en lo que llevamos de mes, registramos un valor de 1,286%.

Así, el valor medio de cierre del mes de abril (1,368%) se ha situado en el más bajo de los últimos 20 meses, teniendo que retroceder hasta julio de 2010 para encontrar un Euribor inferior. De esta forma, el Euribor de abril se sitúa, por tercer mes consecutivo, por debajo del que se registrara hace un año, por lo tanto, los trabajadores que tengan que revisar ahora sus hipotecas continuarán viendo reducidas sus cuotas mensuales. De esta forma, un trabajador con una hipoteca de 150.000 euros, con un plazo de amortización de 25 años, se beneficiará de un descuento de 52 euros mensuales o, lo que es lo mismo, de 624 euros al año.

En lo relativo al sistema financiero estatal, la situación de crisis que atraviesan, los que son máximos responsables de la actual situación económica, pone de manifiesto la pésima gestión llegada a cobo por unos “banqueros” con desorbitados salarios mensuales. Lo acontecido con Bankia y con Rodrigo Rato no es más que la punta del iceberg. No deja de ser curioso que, en unos tiempos en los que se reducen los derechos sociales de los trabajadores, el Gobierno haya reaccionado inmediatamente para salvar la situación de la gran banca con lo que parece incluso una bonificación a la mala gestión.

En este mismo sentido, ya a finales de abril Standard & Poor´s rebajó la calificación a 16 bancos españoles, entre los que se encontraban el Santander y el BBVA. Esta revisión se produjo una semana después de que la citada agencia volviera a rebajar dos escalones el rating de España, de A/A-1 a BBB+/A-2 al entender que existen “riesgos significativos con respecto al crecimiento económico y a la ejecución presupuestaria”.

Parece ya confirmado que, por tercera vez en dos años y tras la contracción del 0,3% registrada en el PIB en el último trimestre de 2011, la economía española va a volver a entrar en recesión cuando se haga público el dato del primer trimestre de 2012. Según el dato adelantado por el INE, el PIB cayó un 0,3% con respecto al trimestre anterior y un 0,4% con respecto al primer trimestre de 2011. Estos datos ponen de manifiesto la ineficacia de las políticas de recortes de derechos y de ajustes del déficit puestas en marcha por el gobierno estatal.

Otra medida que va a dificultar aún más el consumo y a quitar poder adquisito a los trabajadores, si finalmente termina haciéndose efectiva, es la subida del IVA anunciada por el Gobierno (del 18 al 20% según el pronóstico del BBVA). En la campaña electoral, Rajoy anunció por activa y por pasiva que no subiría el IVA, claro que también dijo que no tocaría el IRPF, que no haría recortes en sanidad ni en educación o que no reduciría las pensiones. Día tras día la credibilidad del Gobierno sigue perdiendo enteros ante el sinfín de promesas electorales incumplidas.

También se están produciendo importantes subidas en el precio de los billetes de transporte. A principios de mes los trenes de cercanías y de media distancia ya subieron un 11% y, ahora, se prevén subidas del 3% para los trenes de larga distancia y para los billetes del AVE.

Otra cuestión que está conllevando un importante drama social, enfatizado por las inasumibles tasas de desempleo, es la cantidad de familias andaluzas que están siendo víctimas de ejecuciones hipotecarias y de desahucios. Durante 2011, se iniciaron en Andalucía 16.313 expedientes de ejecuciones hipotecarias y se llevaron a cabo 9.864 desahucios. Contra estas medidas nuestro Sindicato está inmerso en una campaña de recogida de firmas para llevar al Congreso una Iniciativa Legislativa Popular para instaurar la dación en pago y paralizar los desahucios.

Una vez más, tenemos que finalizar este informe denunciando la política neoliberal del gobierno central. Entre sus nuevas medidas de ajuste plantea establecer peajes en las autovías, incrementar la jornada de los funcionarios o instaurar el copago sanitario. De esta forma, continúan empeñados en cumplir con los objetivos de déficit público y sin crear empleo, es decir, siguen más preocupados por satisfacer los deseos de Bruselas y de Berlín que de defender los intereses de los ciudadanos.