crisis economica y riesgo de exclusion social

El riesgo de exclusión social es tan elevado que no permite que el Gobierno siga mirando para otro lado

18/10/2012 |

Imagen noticia


La devastadora crisis en la que estamos inmersos parece tener fuerza suficiente para llevarse por delante todos nuestros derechos sociales y laborales y condenar a la exclusión social a amplios sectores de la ciudadanía.

En la actualidad, 450.000 hogares andaluces tienen a todos sus miembros en paro. Los perjudiciales efectos que la crisis está teniendo sobre los trabajadores andaluces ha provocado que, en cinco años, el número de familias que se encuentran en esta situación se haya visto cuadriplicado.

Otro destacado efecto de esta situación de recesión económica ha sido la cantidad de familias andaluzas que se han visto obligadas a abandonar sus viviendas al no poder hacer frente al pago de sus hipotecas. Durante el periodo analizado (2007-2012), un total de 77.500 familias en Andalucía han sido víctimas de una ejecución hipotecaria.

Especialmente preocupante es que, en lo que llevamos de 2012, tanto el número de hogares con todos sus miembros en paro, como el de ejecuciones hipotecarias, registran los valores más elevados de todo el periodo, lo que pone de manifiesto la ineficacia y la injusticia de las políticas neoliberales de recortes emprendidas por el Gobierno Central.

Muchas de las familias andaluzas que han perdido su vivienda ha sido como consecuencia de haberse quedado todos sus miembros en paro. En esta situación, es materialmente imposible que pudieran hacer frente a unas hipotecas abusivas que, en parte, fueron fomentadas a través de prácticas ilegales o, al menos poco éticas, llevadas a cabo por las entidades financieras. Son estas familias las que mayor riesgo de exclusión social padecen.

La magnitud de esta problemática no permite que el Gobierno siga mirando para otro lado. Desde UGT Andalucía exigimos al Ejecutivo que deje de rescatar a los representantes del capital, los principales causantes de la crisis, para que empiece a rescatar a sus ciudadanos, los que estamos sufriendo las consecuencias de la misma y los que no parecemos preocuparle lo más mínimo a este Gobierno.