ipc nov 2012

Los pensionistas andaluces no percibirán 300 millones a los que tenían derecho

14/12/2012 |

Imagen noticia

Durante noviembre, el IPC en Andalucía descendió un 0,1% con respecto al registrado en octubre. Este descenso es el mismo que el registrado a nivel estatal (-0,1%) y se sitúa 5 décimas por debajo del incremento que se alcanzara el pasado año durante este periodo (0,4%).

En cuanto a la variación interanual, el incremento de los precios en Andalucía ha sido del 2,6%. Este dato es tres décimas inferior a la inflación estatal (2,9%) y una décima inferior al registrado en noviembre de 2011 (2,7%).

Por grupos, vestido y calzado (5,6%) es el grupo que ha recogido el mayor incremento del IPC con respecto al mes pasado, como consecuencia de la temporada de moda. En sentido contrario, los grupos transporte (-3,1%) y comunicaciones (-1,1%) son en los que se han producido los descensos de precios más destacados.

En cuanto a la inflación interanual, en los últimos doce meses, los aumentos de precios más importantes se han dado en los grupos medicina (14,9%), consecuencia de la puesta en marcha del copago farmacéutico, y enseñanza (9,9%) por el aumento de las tasas universitarias. Por el contrario, comunicaciones (-2,8%) es el único grupo que ha visto reducido sus precios.

Por lo que a los alimentos de primera necesidad se refiere, los incrementos más significativos de este mes se registran en los aceites y grasas (8,2%) y en las patatas y sus preparados (5,3%). Por el contrario, destacan los descensos de precios alcanzados en otros productos como el café, cacao e infusiones (-0,7%) y el azúcar (-0,6%).

El IPC se ha reducido en todas las provincias andaluzas, excepto en Jaén (0,5%) y Málaga (0,0%). Los mayores descensos se han dado en Cádiz y Huelva (ambas -0,2%). En los últimos doce meses, Granada (3,0%) y Córdoba (2,8%) repiten un mes más como las provincias más inflacionistas. Por el contrario, Huelva (2,4%) se sitúa este mes como la que menos. Las diferencias entre provincias se colocan, por tanto, en 6 décimas y se incrementan dos con respecto al mes pasado.

Mientras tanto, el precio del petróleo (el barril de Brent, el de referencia en Europa) ha sufrido continuas subidas y bajadas de precio a lo largo del mes de noviembre, llegando incluso a situarse en 111,68 $ el día 19,  muy por encima de los 105,71 $ de principios del mes. Ha cerrado noviembre con un valor de 111,09 $, 2,7 dólares por encima de los 108,39 $ que marcara a finales de octubre y 0,89 $ más que el precio que registraba hace justo un año.

El Euribor, indicador de referencia utilizado para fijar el tipo de interés variable de los préstamos hipotecarios, ha sufrido continuos descensos en su valor a lo largo del pasado mes de noviembre, situando el valor medio del mes en el 0,588%. Recordemos que la media del mes de octubre fue del 0,650%. A su vez, diciembre parece continuar con esta tendencia decreciente ya que, como media provisional en lo que llevamos de mes, registramos un valor de 0,566%.

El Euribor de noviembre se sitúa, por décimo mes consecutivo, por debajo del que se registrara hace un año (2,044%), por lo tanto, los trabajadores que tengan que revisar ahora sus hipotecas continuarán, un mes más, viendo reducidas sus cuotas mensuales.

Como ya ocurriera en la parte final de octubre, noviembre también se ha caracterizado por descensos generalizados de los precios de los carburantes. La reunión mantenida por el Ministro de Industria con las grandes petroleras ha tenido el efecto que pretendían: controlar el precio de la gasolina para maquillar la inflación de noviembre (cayendo del 3,5% de octubre al 2,9% este mes). Una vez logrado este objetivo, en diciembre los carburantes han recuperado su senda alcista y acumulan ya dos semanas consecutivas de encarecimiento de precios.

Con respecto a las pensiones, el Gobierno ha ido más allá y, en esta ocasión, además de incumplir su programa electoral, también ha decidido no cumplir la ley y no reponer, a los pensionistas, la pérdida de poder adquisitivo que han venido sufriendo a lo largo de 2012.

Cada décima que se sitúe el IPC por encima del 1% (incremento de las pensiones aplicado en enero de 2011) supone una pérdida de poder adquisitivo de 100 millones de euros para los pensionistas. Por lo tanto, dado que el IPC de este mes ha alcanzado el 2,9%,  el pago compensatorio que no van a recibir ascendería a 1.900 millones de euros. Al no consolidarse tampoco para la pensión de 2013, el montante total que van a dejar de percibir los pensionistas, a nivel estatal, superará los 3.800 millones de euros.

Según esta estimación, los pensionistas andaluces, a su vez, dejarán de recibir 600 millones de euros: 300 en forma de pago compensatorio y otros 300 que no se consolidarán para su próxima pensión. Desde UGT Andalucía entendemos que esta medida es claramente anticonstitucional al no reconocer un derecho que ya ha sido generado.

Durante la pasada semana conocimos los datos del PIB a nivel europeo. Las cifras ponen de manifiesto la llegada de la recesión a la eurozona ya que, con una caída de la producción del 0,6%, con respecto al tercer trimestre de 2011, encadena ya tres trimestres consecutivos con valores negativos: -0,1% en el primer trimestre, -0,5% en el segundo y -0,6% en el tercero. A su vez, también se registra un descenso del 0,1% con respecto al pasado trimestre.

La situación no es tan alarmante para la UE27 ya que, a pesar de tener una tasa interanual negativa (-0,4%), este trimestre ha logrado crecer un 0,1% con respecto al pasado. Destacan datos como los de Estonia y Letonia (ambos 1,7%) y otros como los de Reino Unido (1,0%), Francia o Alemania (ambos 0,2%), mientras que España continúa en caída libre (-0,3% con respecto al trimestre pasado y -1,6% respecto al mismo trimestre del pasado año).

En relación al rescate a la banca española, parece confirmase la llegada de los 40.00 millones de euros del primer tramo de ayuda, concretamente, el ingreso por parte del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) de 39.438 millones de euros al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB). En el reparto de este capital, cuatro son las partidas que prácticamente lo asumen al completo: Bankia (17.960 M€), Catalunya Banc (9.080 M€), NCG Banco (5.245 M€) y Banco de Valencia (4.500 M€).

Se mantienen las dudas sobre si, finalmente, seremos el conjunto de los ciudadanos los que tendremos que costear este rescate y la pésima gestión económica de los máximos dirigentes de estas entidades financieras nacionalizadas.

Todos los datos ponen de manifiesto que las políticas de ajuste y de control del déficit, la destrucción de derechos sociolaborales y el desmantelamiento del Estado del Bienestar, solo están ayudando a continuar agravando la difícil situación económica en la que nos encontramos, abocándonos a un nuevo y más duro periodo de recesión y provocando el empobrecimiento de cada vez más sectores de la población.

Como ya hemos denunciado en más de una ocasión, la crisis económica ha dejado de ser internacional para ser europea (EEUU crece al 0,7% mientras la UE27 lo hace al 0,1%), más de la eurozona (-0,1%) y, sobre todo, más española (-0,3%).

Tras el importante seguimiento de la convocatoria de Huelga General y de las manifestaciones del pasado 14 de noviembre, nuestro Sindicato va a continuar llamando a la continua movilización de la clase trabajadora para, de una vez por todas, hacer ver al Gobierno Central la repulsa de la ciudadanía a la errónea política económica, social y laboral que, de forma fraudulenta e ilegítima, está llevando a cabo.