PISTA

El PISTA debe convertirse en un elemento dinamizador de la economía andaluza, que contribuya de manera importante a la creación de empleo

Nuestro Sindicato ha participado activamente en la elaboración de este Plan a partir de la elaboración de un gran número de enmiendas que se han visto recogidas en el documento definitivo

10/01/2012 |

Imagen noticia

Desde el inicio de las economías modernas, las infraestructuras, y especialmente las infraestructuras para el transporte, han sido uno de los elementos que, en mayor medida, han contribuido a la adaptación de los territorios a las demandas de sus ciudadanos. 

A su vez, las infraestructuras son, por sí mismas, un factor clave para el desarrollo social y económico de ámbito regional y local ya que, además de colaborar en la vertebración del territorio, potencian la integración del tejido productivo y favorecen las relaciones entre los principales mercados de bienes y servicios. 

Además, una correcta política de infraestructuras para el transporte posibilita, en gran medida, el ahorro energético, la utilización más sostenible de los recursos naturales, la minoración de los impactos sobre el medio y una disminución del número de accidentes. 

En este mismo sentido, por todos es conocida la relevancia que tienen las infraestructuras de cara a la consecución de dos de los grandes retos de la política regional andaluza: 

- Posibilitar una mayor apertura e integración económica regional en el contexto nacional e internacional. 

- Contribuir a la corrección de algunos desequilibrios internos que, a día de hoy, todavía se presentan en algunas zonas, especialmente en el ámbito rural. 

Por lo tanto, dada la relevancia que tiene la planificación de las infraestructuras en una región como Andalucía, que además cuenta con las ventajas y los inconvenientes que supone ser un territorio periférico, es esencial que nuestra política de infraestructuras sea la expresión espacial de las políticas económicas, sociales, culturales y, como no, medioambientales. 

Es decir, se trata de convertir a la política de infraestructuras en un elemento de carácter horizontal que, aprovechando las características diferenciales de Andalucía, sepa desarrollar al máximo todas nuestras potencialidades a la vez que fomentar la superación definitiva de algunas de nuestras debilidades históricas. 

A nuestro entender, el Plan de Infraestructuras para la Sostenibilidad del Transporte en Andalucía (PISTA) contiene todos estos elementos que hemos citado como claves. 

Así, dicho Plan ve la luz a partir del trabajo realizado en el seno de las Mesas de Infraestructuras y Transportes del VI Acuerdo de Concertación Social. Por ello, nuestro Sindicato ha participado, activamente, en su proceso de elaboración y de diseño. 

Durante la realización de estos trabajos, se han presentado un gran número de alegaciones cuya finalidad era la de lograr que los intereses de los trabajadores se vieran reflejados en el mismo. 

Por esta razón, la inclusión de las aportaciones de nuestra Organización en el texto definitivo del Plan es la que ha propiciado la valoración positiva de la Unión General de Trabajadores de Andalucía al mismo. 

Especialmente relevante es el momento en el que se aprueba el Plan. Los meses de bonanza económica ya han quedado atrás y, en la actualidad, nos enfrentamos a un periodo de crisis ante el que, más importante que buscar causantes, es hacerle frente a partir de la puesta en marcha de medidas eficaces consensuadas con los representantes legales de los trabajadores. 

Por ello, el PISTA debe convertirse en un elemento dinamizador de la economía andaluza, que contribuya de manera importante a la creación de empleo y que, a su vez, propicie una sustancial mejora de las condiciones de calidad de vida de los trabajadores andaluces.