Las cifras justifican nuestras movilizaciones: no vamos a permitir el desmantelamiento de nuestra industria

Las cifras justifican nuestras movilizaciones: no vamos a permitir el desmantelamiento de nuestra industria

En la mañana de hoy, el Instituto Nacional de Estadística (INE) ha publicado los datos sobre la cifra de negocio en la industria, en cada una de las Comunidades Autónomas, así como en el conjunto del Estado, relativos al pasado mes de septiembre.

23/11/2020 |

Imagen noticia

En el noveno de los meses del año, la cifra de negocio en la industria andaluza se incrementó un 19,8% con respecto a agosto, aunque este elevado porcentaje es debido a los efectos estacionales y de calendario hasta el punto de, una vez eliminados estos, el aumento real de nuestra industria apenas si llegaría al 1,5%. Este levísimo incremento solo sirve para maquillar la tasa media del año, dejándola en el -16,0%. De esta forma, se reduce 1,1 puntos con respecto a la registrada en el mes pasado (-17,1%) gracias, en parte, al repunte de los bienes de consumo no duraderos y los intermedios.

El aumento mensual de la industria ha sido generalizado para el conjunto del Estado (36,9%), materializándose en 16 CC.AA., todas excepto en Canarias, donde se redujo un 5,3%.  Como decíamos, este repunte es prácticamente fruto de los efectos del calendario y la estacionalidad ya que, eliminados ambos, el incremento provisional alcanzado para la cifra de negocios del conjunto del Estado apenas si ha sido del 2,9%.

En esta ocasión, solo 6 de las 17 CCAA han registrado peores datos que Andalucía en términos medios del presente 2020. En sentido negativo, destacan muy especialmente el Illes Balears (-23,4%) y el Principado de Asturias (-22,1%), junto con País Vasco (-19,5%), con retrocesos de la cifra de negocios que se sitúan en torno al 20%.

Por el contrario, entre las 10 regiones que registraron tasas medias de lo que va de año mejores que las de Andalucía, solo Extremadura (-3,9%), destaca, realmente, por lo reducido de su descenso. Junto a ella, los otros descensos más suaves en la cifra de negocios han sido los experimentados por Galicia (-9,2%) y la Comunitat Valenciana (-9,4%), con tasas que, aunque negativas, no alcanzan el -10% y, por tanto, resultan muy superiores a la media del conjunto del Estado (-14,5%).

En términos interanuales, en este caso, la posición de Andalucía en la comparación con el resto de CCAA resulta más negativa. De esta forma, con respecto a septiembre del pasado año, registramos un descenso de la cifra de negocios del sector industrial del 7,7% mientras que, en el conjunto del Estado, el descenso fue de un 3,3%, es decir, 4,4 puntos mejor que la tasa interanual registrada en Andalucía.

En términos generales, tenemos que continuar denunciando lo negativo de los datos publicados hoy por el INE. Nuestra industria, aunque incrementa su cifra de negocios levemente con respecto a los datos del mes pasado, presenta un retroceso interanual que incluso duplica la caída experimentada para el conjunto del Estado y, por tanto, no hace más que continuar profundizando en la histórica brecha que mantiene nuestra Comunidad Autónoma en términos de desarrollo industrial.

Los datos no dejan lugar a dudas: nuestra industria se está intentando desmantelar y nuestro Sindicato no va a asistir de manera pasiva a este desmantelamiento. Andalucía no puede permitirse el lujo de estar ni una semana más sin empezar a articular un plan industrial similar al que se ha aprobado para defender y salvar el comercio. La Estrategia Europea establecía, como objetivo fundamental, elevar hasta el 20% el peso de la industria en el PIB. Desgraciadamente, Andalucía, no solo se sitúa muy lejos de este objetivo, sino que incluso la incidencia relativa del sector industrial en la economía regional cada vez es menor.

Las pymes industriales andaluzas se están muriendo mientras que el Gobierno de la Junta de Andalucía ningunea a los Sindicatos, se olvida del Diálogo Social y solo se sienta a “parchear” con las organizaciones empresariales, pero no a intentar implementar medidas tendentes a dar solución a las cuestiones de fondo que ahogan a nuestra industria.

Desde UGT Andalucía exigimos un importante esfuerzo del conjunto de la clase política para que Andalucía se suba al tren de los fondos europeos y, especialmente, a las partidas en ellos destinados para el fomento del desarrollo industrial. Tenemos que exigir al Ejecutivo Central una mayor presencia en Europa y, al de la Junta de Andalucía el inmediato diseño y puesta en marcha de un plan industrial que, por supuesto, debe ver la luz a partir del trabajo negociado y consensuado con los sindicatos.