«Atrás

Las rebajas del sector textil y el abaratamiento de los paquetes turísticos provocan una reducción de precios mensual del 1%

Las rebajas del sector textil y el abaratamiento de los paquetes turísticos provocan una reducción de precios mensual del 1%

Según los datos oficiales hechos hoy públicos por el INE, la economía andaluza ha iniciado el año con un descenso en los precios del 1,0 %, el mismo que el del conjunto del Estado (-1,0%). Así, Andalucía obtiene una tasa interanual de inflación del 1,0%, una décima por debajo de la estatal (1,1%) y la mayor registrada en enero de los últimos tres años, teniendo que retroceder hasta enero de 2017 (3,0%) para encontrar una inflación mayor.

14/02/2020 |

Imagen noticia

Por grupos, Vestido y calzado (-16,2%), en pleno periodo de rebajas, junto con Ocio y cultura, dado el abaratamiento del precio de los paquetes turísticos, han sido los únicos grupos con un descenso de precios más destacado y, por tanto, son los principales responsables de la caída inflacionista de enero. Por el contrario, Vivienda (1,5%), ha sido el único grupo con un incremento de precios realmente importante, consecuencia de la subida en la factura eléctrica y en el precio del gasóleo utilizado para la calefacción de los hogares.

Por el contrario, durante el último año, solo ha descendido el precio del grupo Vivienda (-4,6%)  aunque esta tasa negativa ha menguado de manera importante con respecto a la registrada el mes pasado. En sentido contrario, los mayores incrementos de precios fueron los dados en Transporte (4,1%), Alimentos y bebidas no alcohólicas (1,9%)  y Hoteles, Cafés y Restaurantes (1,8%).

Por provincias, durante el pasado mes de enero, los precios se redujeron en todas ellas. Los descensos más destacados fueron los registrados por Granada (-1,3%), junto con Jaén (-1,2%) y Huelva (-1,1%). Por el contrario, el descenso provincial del nivel general de precios menos pronunciado se dio en  Córdoba (-0,8%).

A lo largo del último año, los precios se incrementaron en las ocho provincias andaluzas, siendo los aumentos más destacados los registrados en Almería y Málaga (1,5% y 1,3% respectivamente), mientras que en Cádiz (0,7%), se dio el menor encarecimiento de precios con respecto a enero de 2019. De esta forma, las diferencias interprovinciales se incrementan tres décimas con respecto a las cinco obtenidas el mes pasado y se sitúan en ocho.

En cuanto a los alimentos, en el primer mes del año, el pescado (3,9%), las legumbres y hortalizas frescas (3,1%) y las patatas y sus preparados (2,5%) han registrado los mayores incrementos de precios. En sentido contrario, debemos reseñar el abaratamiento de las frutas frescas (-2,5%) y, en menor medida, la carne de ovino y el café, cacao e infusiones (ambos -0,8%).

En términos interanuales, la carne de porcino (8,4%) y el pescado (8,3%) han sido los productos más inflacionistas. En cuanto a los descensos de precios, aceites y grasas (-10,0%) y, en menor medida, huevos (-1,3%) y el café, cacao e infusiones (-0,9%), fueron los únicos alimentos con bajadas de precios significativas a lo largo de los últimos doce meses.

 

Otras cuestiones que, además del Índice General de Precios, afectan a nuestro poder adquisitivo de forma importante:

Los carburantes, en sus distintas modalidades, vieron reducidos sus precios durante el pasado mes de enero, aunque de forma casi inapreciable. El diesel, por ejemplo ha pasado de 1,249 € al finalizar el pasado año, a terminar enero en 1,224 €, el valor más bajo de todo el mes.

El Euribor a un año, por quinto mes consecutivo, vuelve a verse incrementado y se sitúa en -0,253. A pesar de ello, continúa por debajo del que se registrara hace justo un año, en enero de 2019 cuando marcó un -0,116. Por lo tanto, las revisiones de las cuotas de los préstamos hipotecarios continúan siendo a la baja.

El recibo de la luz ha supuesto una cuesta adicional para el mes de enero. Tras un mes de diciembre histórico, por lo bajo del precio de la electricidad, el nuevo año comienza con un encarecimiento de la luz del 10% que afectará a casi el 40% de los hogares españoles.

Como ya anunciamos el mes pasado, la llegada de un nuevo año natural ha vuelto a traer consigo el encarecimiento del precio de algunos de productos cotidianos en el día a día de las familias trabajadoras que ahora ya sí, han tenido repercusión en el IPC de enero. Entre ellos destacamos: un incremento en los billetes de RENFE (en torno al 1%); del peaje de gran parte de las autopistas (0,84%); de CORREOS (entre un 1,3 y un 8,3%); de las comisiones bancarias de la mayor parte de las entidades financieras, así como el IRPF de las rentas de más de 130.000 € y el IBI en 1.005 municipios y 16 capitales de provincia.

En sentido contrario, destacan los descensos en el precio del gas natural (-4%) y de las tasas aeroportuarias (-1,4%), la reducción del IVA para los productos de higiene femenina y veterinarios, así como la mejora del salario de los empleados públicos (2,3%), de las pensiones (0,9%) y del SMI (950 €).

VALORACIÓN SINDICAL

En definitiva, los precios, aunque por debajo de la tasa histórica de control de inflación (2%), continúan subiendo y justificando la necesidad de llevar a cabo un importante proceso de mejora de las retribuciones salariales que recibimos el conjunto de los trabajadores andaluces y, muy especialmente, aquellos con las retribuciones más reducidas.

La economía estatal y, casi con mejores cifras, la andaluza, no dejan de crecer desde 2014, aunque asistamos a continuos descensos en las previsiones de crecimiento llevadas a cabo por analistas privados y organismos oficiales, lo verdaderamente cierto es que seguimos generando riqueza sin que esta se traslade a las familias trabajadoras andaluzas.

De esta forma, ante los datos de inflación que hemos conocido hoy, UGT Andalucía afianza su exigencia de hacer partícipes a los trabajadores del crecimiento económico que generan con su trabajo. No podemos permitir que, durante los últimos diez años, el peso relativo que tienen los salarios en el conjunto del PIB se haya reducido en la mayor parte de los Estados Miembros de la UE, como esta misma semana ha puesto de manifiesto Eurostat.

Por todo ello, y estableciendo objetivos concretos ante las mesas de negociación de convenios colectivos, como en los distintos procesos de diálogo social abiertos con el Ejecutivo Central y con el Gobierno Autonómico, desde UGT Andalucía exigimos:

•             Ningún salario por debajo de 1.000 euros al mes con 14 pagas anuales.

•             Establecer incrementos salariales pactados en convenio del 5%.

•             Inclusión en los convenios de cláusulas de revisión salarial que aseguren el poder adquisitivo de los trabajadores ante posibles futuros ciclos inflacionistas

•             Continuar incrementando el SMI hasta alcanzar lo establecido en la Carta Social Europea y así refrendado por el Estado.

•             Asegurar por Ley una revisión al alza de las pensiones que, salvaguarde el poder de compra de los pensionistas y les permita no perder estatus económico en el conjunto de la sociedad.

•             Reformar las Prestaciones Públicas por Desempleo incrementando la cuantía de las mismas, facilitando el acceso y prolongando su duración para así elevar la cobertura.

Los trabajadores tienen que ser participes del la mejora de la economía, por lo que es imprescindible elevar su poder adquisitivo y su nivel de calidad de vida. Este es uno de nuestros principales objetivos sindicales en este año.