ipv 1 t 2012

El abaratamiento de la vivienda está siendo mucho menor en Andalucía

19/06/2012 |

Imagen noticia

Durante los años de bonanza económica, el precio de la vivienda sufrió una espiral inflacionista que provocó que la mayor parte de los trabajadores andaluces se vieran expulsados del mercado de la vivienda libre, teniendo que recurrir a la vivienda protegida como única posibilidad de acceder a una vivienda digna a un precio asequible.

El descenso que se está produciendo en el precio de las viviendas no es, en ninguno de los casos, comparable con ese encarecimiento que se dio durante la fase de expansión económica, por lo tanto, todavía existe un amplio margen de descenso de precios hasta que, aplicando las teorías económicas capitalistas, el mercado vuelva a equilibrarse.

Otro elemento importante en este apartado es el stock de viviendas sin vender que existe en Andalucía, según los últimos estudios en torno a 145.000, en manos de promotores y de entidades financieras que, obligatoriamente, deben llevar a cabo un abaratamiento de las mismas para con ello poder darles salidas y comenzar a reactivar el sector, cuestión que, de momento, parecen no estar dispuestos a asumir.

En definitiva, es preciso que el precio de la vivienda siga bajando y que se den facilidades de financiación y de acceso al crédito para, de esta forma, permitir que los trabajadores puedan acceder a una vivienda digna a un precio razonable.