UGT Andalucía apuesta por una mejora en la gestión de las pensiones

UGT Andalucía apuesta por una mejora en la gestión de las pensiones

Desde este 1 de enero de 2022, ha entrado en vigor la primera parte de la esperada reforma de las pensiones y que, tras casi una década de reivindicaciones por parte de UGT, se van a comenzar a ver los resultados en este año.

11/01/2022 |

Imagen noticia

Para UGT, la aprobación de la primera parte de la reforma de las pensiones, es un hecho muy importante a destacar, por la derogación de la reforma de las pensiones de 2013, garantizando de este modo, el poder adquisitivo de todas las pensiones de Seguridad Social y clases pasivas y apostando por una mejora en la gestión.

La situación de las pensiones durante el 2022, va a cambiar, consistiendo este cambio principalmente, en la derogación del nefasto Factor de Sostenibilidad que solo permitía incrementar las pensiones anualmente en un 0,25, y sustituirlo por el Mecanismo de equidad intergeneracional (MEI), tratándose de una herramienta equilibrada y temporal que trata de dar respuesta al reto demográfico que estamos viviendo.

Igualmente, y en aplicación de la anterior reforma del año 2011, a partir de este mes de enero, la edad necesaria para optar a la máxima cuantía de pensión por jubilación en 2022 es de 66 años y dos meses para los trabajadores con menos de 37 años y seis meses de cotización, ampliando esta edad, dos meses por año, hasta el año 2027, cuando la edad de jubilación será de 67 años. Debemos recordar que la jubilación seguirá siendo a los 65 años, para aquellas personas que tengan cotizadas 37 años y seis meses como mínimo.

La edad mínima para solicitar la jubilación anticipada también aumenta. Las personas trabajadoras que quieran cesar su actividad laboral de forma anticipada, deberán tener un mínimo de 64 años y dos meses, siempre que cuenten con un mínimo de 35 años cotizados. Y por cada mes que se adelante la jubilación, se les restará un máximo de 26,88% (si se jubila 43 meses antes) y un 0,63% como mínimo, en el caso de que adelanten la jubilación un mes. Y Además la cuantía de la pensión no se calculará trimestralmente, como se venía haciendo hasta la fecha.

También se ha avanzado en la separación de las fuentes de financiación de la Seguridad Social al añadir en los Presupuestos Generales del Estado para este año, una transferencia adicional para la asunción de gastos no contributivos.

Por último, la nueva ley de pensiones premiará a aquellos contribuyentes que retrasen su jubilación de la siguiente manera. El trabajador/a podrá recibir un 4% más de la cuantía de su pensión por cada año que cotice de más o bien recibir un pago de 12.000 euros al año si ha cotizado más de 44 años y 6 meses.

Una de las modificaciones que aún han entrado en vigor, pero que lo harán durante el 2022, es el hecho que, para calcular la base de lapensión, se contabilizarán los últimos 25 años trabajados. También queda pendiente la homologación de las pensiones de viudedad de las parejas de hecho con las de las casadas, la mejora en la protección de los cuidadores no profesionales y el nuevo sistema de cotización de autónomos según sus ingresos reales.