«Atrás

UGT se moviliza por la Dependencia, para exigir condiciones laborales dignas en el sector

UGT se moviliza por la Dependencia, para exigir condiciones laborales dignas en el sector

30/10/2019 |

Imagen noticia

Delegados y delegadas del sector de ayuda a domicilio y dependencia de FeSP-UGT Granada han estado hoy presentes en la concentración celebrada en Sevilla, en la entrada de la CEA, para exigir unas condiciones laborales dignas  para las trabajadoras y trabajadores del sector, y que garanticen una atención de calidad a los usuarios de este servicio público.

Tras 13 años de vigencia de Ia Ley de Dependencia, nos encontramos con "17 leyes  de dependencia", ya que cada comunidad autónoma ha desarrollado normativa distinta para su aplicación, con precios diferentes y servicios gestionados bajo distintas fórmulas, que generan problemas de atención a Ia situación de dependencia de las ciudadanas y ciudadanos de este país.

Ante la falta de un servicio público que sea suficiente para gestionar las prestaciones que dicha ley otorga como derecho subjetivo, es el sector privado quien realiza la mayoría de los servicios (centres residenciales, centros de día y noche, servicio de ayuda a domicilio, etc..)

Las empresas al no obtener los ingresos esperados por Ia falta de financiación, obtienen sus beneficios descolgándose de los convenios que regulan el sector, lo que se traduce en detrimento de las condiciones de trabajo de los/as profesionales.

El sector que está totalmente feminizado, ya que en torno al 90% de las personas que en el trabajan son mujeres, está generando un empleo totalmente precarizado con jornadas  parciales y partidas, además de enfermedades musculo-esqueléticas y del sistema nervioso per el estrés que generan estas condiciones de trabajo.

Esta situación se ye agravada por Ia negativa de los empresarios a negociar un convenio digno, que aumente los bajos salarios del sector como mínimo al cumplimiento del AENC (Acuerdo para el Empleo y Ia Negociación Colectiva), que mandata que en 2020 ningún trabajador/a de este país cobre un salario por debajo de los 1000 euros mensuales. Cuando aquí nos encontramos con salarios de 4€ la hora de trabajo y haciendo 20 o 40 horas al mes.

Toda esta situación se traduce en un sector con condiciones de trabajo nefastas para trabajadoras y trabajadores y una asistencia de mala calidad, que redunda en las mujeres, ya que trabajadores (60,000 aproximadamente) y usuarios (200.677 hasta septiembre de 2019) son mayoritariamente mujeres.