«Atrás

UGT muestra su repulsa a una nueva agresión a personal sanitario, en esta ocasión a un celador conductor en Atarfe.

UGT muestra su repulsa a una nueva agresión a personal sanitario, en esta ocasión a un celador conductor en Atarfe.

23/07/2019 |

Imagen noticia

Este lunes 22 de julio de 2019, en la puerta principal del Centro de Salud de Atarfe, se ha concentrado personal de dicho centro junto, representantes de la Junta de Personal de los Distritos Granada y Metropolitano, de la que UGT forma parte, repulsa a la agresión verbal y física sufrida el pasado 30 de junio de 2019 a un celador conductor

Los hechos sucedieron cuandouna usuaria acude al servicio de Urgencia del Centro de Salud de Atarfe, el  pasado día 30/6/2019 a las 16.30 horas se personó una mujer, que ni siquiera dio tiempo a identificar en el Servicio de Urgencias del Centro de Salud de Atarfe, nada más llegar a la mesa donde se encuentra el celador conductor la usuaria en cuestión, sin mediar palabra le propino una bofetada así como también, le escupió, a la vez que le profería insultos y amenazas de todo tipo, tales como "hijos de puta, sois unos cabrones y unos mierdas."

En el momento de la agresión el profesional no se encontraba animado ni para presentar denuncia y unos días después, concretamente el pasado día 6 de julio fue cuando presento la denuncia ante la Guardia Civil de Atarfe que ahora intentaran identificar a la agresora.

Hay que recordar que este es un centro de salud  donde por desgracia suelen repetirse con demasiada frecuencia este tipo de actos.

Solicitamos a la Dirección Gerencia del Distrito Metropolitano de Granada que se amplié el horario de vigilante, recordar que los sábados y domingos esta solo hasta las 16.00 h, desde La Junta de Personal entendemos que debería estar como mínimo hasta la 1 de la madrugada como estas el resto de la semana.

Debemos de poner  todos  los medios necesarios, para la concienciación de los usuarios del sistema sanitario, para el buen uso de los medios que el SAS pone a su disposición, y recordar que en ningún caso puede justificarse  la agresión ni la intimidación a los profesionales sanitarios en el ejercicio de su función asistencial.

Se trata de un problema de violencia en si mismo contra el que hay que tener "TOLERANCIA CERO". La agresión nunca es la solución. No entendemos como se puede agredir a alguien que está cuidando por tu salud.

La consideración como delito de atentado contra la autoridad pública ha sido un logro fundamental a la hora de afrontar las agresiones. Frente a ellas, es preciso continuar trabajando en medidas de prevención y protección, necesarias para garantizar el ejercicio seguro de la profesión.