«Atrás

Trabajadores del Hospital de Motril se concentran en protesta por la situación límite del centro hospitalario

Trabajadores del Hospital de Motril se concentran en protesta por la situación límite del centro hospitalario

20/05/2018 |

Imagen noticia

Desde el Sector de Sanidad de la Federación de Empleados de los Servicios Públicos (FeSP) de UGT Granada, se ha informado de la concentración espontánea, este jueves 17 de mayo, de los trabajadores y trabajadoras del Hospital de Motril, ante la destitución, horas después  de que esta anunciase que iba a presentar la dimisión, de la supervisora de Enfermería de Urgencias,  que ha sido la "gota que ha colmado el vaso" y ha provocado la protesta, que ha coincidido con la visita al centro hospitalario de la Gerente del SAS.

Los profesionales se han movilizado con una concentración espontánea en la que han  exigido  soluciones inmediatas y que el SAS acabe con el déficit estructural de personal que sufre el  Hospital, situación que vienen soportando desde hace meses. En el caso de la plantilla de enfermería, se arrastra una merma de cinco profesionales en una plantilla de 33. Un déficit del 15% de la plantilla mantenido durante meses provoca una sobrecarga tremenda en el resto del personal en un servicio como Urgencias que ya de por si es estresante. Respecto a la plantilla médica, hay una merma de ocho médicos con respecto a los 22 que debería tener el Servicio de Urgencias del hospital comarcal Santa Ana que cubre todo el área del sur de Granada, Costa y Alpujarra.

El déficit de personal no es exclusivo de Urgencias. Aparte, en el hospital faltan dos anestesistas, lo que implica que los otros siete profesionales de esta especialidad asuman una sobrecarga asistencial gigantesca, con jornadas de 12 horas dos días en semana,  porque si ellos no duermen en el hospital no se opera.

La lista plazas médicos que deberían estar trabajando en Motril incluye también a un especialista en Urología, otro en Ginecología, internista y dos cirujanos. En total 16 vacantes incluidas las de Urgencias que suponen un problema importante, sobre todo, a la hora de cubrir las guardias ya que hay profesionales de mayores de 55 años que están exentos. Un panorama estresante para los sanitarios con la temporada alta, en la que se dispara la población de la Costa, a punto de comenzar.