«Atrás

Es el momento de cambiar las reglas, para que haya por fin trabajo decente en Granada

Es el momento de cambiar las reglas, para que haya por fin trabajo decente en Granada

05/10/2018 |

Imagen noticia

Este viernes 5 de octubre con motivo de la celebración, el 7 de octubre, de la 11ª Jornada Mundial del Trabajo Decente, que este año se celebra bajo el lema "Es el Momento de Cambiar las Reglas" delegados/as de UGT y CCOO  han asistido auna concentración junto a la sede sindical de Granada, exigiendoempleo de calidad, salarios dignos, condiciones de trabajo justo, que desaparezca el empleo precario, pensiones dignas para hoy y para el futuro, y eliminar cualquier tipo de discriminación en el tra­bajo y acabar con las brechas de género. Y es que en Granada, con 83.583  personas desempleadas, con tasas de temporalidad en la contratación rondando el 90%, con salarios  de miseria que no llegan  ni a 1.000€ al mes, con una brecha salarial del 18,33%, no se puede afirmar que exista empleo decente.

Para ver imágenes de la concentración, haz clic aquí

Y es que, como ha explicado el Secretario General de UGT Granada, Juan Fco. Martín, el compromiso real con el trabajo decente no puede esperar más. Llevamos soportando en Granada, especialmente desde los años de las crisis, entornos laborales precarios e indecentes, ha dicho el ugetista, que colocan a la población trabajadora en una posición vulnerable que es necesario cambiar. La alta temporalidad, la corta duración de los contratos, la alta rotación, la subcontratación sin control, los bajos salarios, la intensificación de los ritmos y las cargas de trabajo junto con el debilitamiento de la negociación colectiva, configuran un escenario que evidencia un retroceso importante en las condiciones de trabajo  de los granadinos y granadinas.

Porque hay que cambiar las reglas, ha dicho Martín (UGT), un cambio que permita recuperar derechos, recuperar la centralidad de la negociación colectiva en las relaciones laborales, de exigir a los poderes públicos un compromiso de garantizar dicho cumplimiento, extremando el control y actuando con mayor contundencia, potenciando el papel de la Inspección de Trabajo, de derogar la reforma laboral ,  y restituir los derechos arrebatados a trabajadores y trabajadoras y volver a la senda del empleo de calidad.

Sólo así, concluye el representante de UGT, luchando, reivindicando, denunciando y también negociando conseguiremos entre todos que el trabajo sea decente y contribuiremos a conseguir una sociedad más justa, equitativa e inclusiva, basada en el respeto de los derechos de la clase trabajadora, de la igualdad entre hombres y mujeres y de la protección de la salud de todas y todos.