«Atrás

La precariedad y la estacionalidad siguen siendo las dos principales características del mercado laboral granadino

La precariedad y la estacionalidad siguen siendo las dos principales características del mercado laboral granadino

26/07/2018 |

Imagen noticia

Los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del segundo trimestre de 2018, hechos públicos hoy, sitúan a Granada con una tasa de paro de un 23,81%: 101.800 personas, 8100 desempleados/as menos que el trimestre anterior (109.900, con un 25,21% de paro), y 7.200 menos que justo hace doce meses (109.000, cuando la tasa de paro fue de un 24,61%). La tasa de empleo se sitúa en el 42,93%, con 325.600 ocupados, 300 menos que hace tres meses (325.900 con un 43,03% de empleo)y 8.300 menos que hace justo un año (333.900, cuando la tasa de empleo fue del 44,17%). Granada es la séptima provincia española (cuarta andaluza) con más tasa de paro tras Ceuta, Melilla, Cádiz, Badajoz, Córdoba y Jaén, situándose una vez más, por encima de tasa de paro andaluza (23,09%), y la nacional (15,28%).

Para Juan Fco. Martín, Secretario General de UGT Granada, desciende el número de personas en desempleo siguiendo la tendencia observada habitualmente en este trimestre del año. Así, a su juicio, se confirma el paralelismo entre la actividad económica y la creación de empleo en nuestra provincia: los datos de hoy prueban el signo estacional nuestro mercado de trabajo, con un trimestre marcado por el comienzo del buen tiempo, la temporada en Sierra Nevada, y la época en la que crece el turismo y la hostelería, se anima la actividad en la construcción, y se desarrollan las campañas agrícolas de temporada.

Sin embargo, el representante de UGT sigue denunciando la precarización del empleo creado: sólo un bajo porcentaje de los contratos formalizados en abril, mayo y junio  fueron indefinidos a tiempo completo, con las conocidas consecuencias negativas en términos de calidad del empleo y capacidad adquisitiva de las familias.

Ante esta situación, el ugetista ha insistido en  la necesidad de trabajar con políticas adaptadas a las personas y sus necesidades. Así, una vez más, ha querido subrayar la preocupación que produce la precariedad laboral,  fundamentalmente en los mayores de 55 años, personas que han perdido su empleo, no son contratadas de nuevo y caminan hacia unas pensiones que nos le permitirán vivir dignamente. La precariedad laboral en nuestra provincia está produciendo una continuada pérdida de calidad en el empleo,  por lo que opina que la situación que viven miles de granadinos y granadinas debe ser una de las mayores preocupaciones de nuestras administraciones: para el Sindicato lo es, ha dicho, y por eso, reclama que se pongan en marchas  verdaderas políticas de empleo, que piensen en quienes más las necesitan.

Y detrás de estas cifras, recuerda el ugetista, se enquista la precariedad en el propio desempleo, que se refleja en una tasa de cobertura cada vez más baja, sin perspectivas de cambiar de momento debido a la parálisis en la que el Gobierno anterior mantuvo los programas de protección por desempleo y de activación para el empleo. Por ello, reitera la urgencia un plan de choque por el empleo  y que se refuerce y active la a protección  por desempleo.

En esta nueva etapa política en la que ha entrado nuestro país, Martín (UGT) considera que es el momento de cambiar las políticas económicas, de empleo y sociales. La mejora de la protección, el aumento de la calidad en el empleo y la subida de las rentas salariales deben ser las tres patas en las que se base el crecimiento económico, para todas las personas, equilibrado y duradero, ha finalizado.