Los trabajadores del Ayuntamiento de Granada exigen que se acabe con los derroches

02/02/2018 |

Imagen noticia

En concreto, se pide al gobierno local que "ponga orden" en su política de Personal y se evite "dispendios", ycritican que las últimas incorporaciones 'a dedo', así como productividades o la subida de sueldos a los mandos de Policía Local y Bomberos, suponen "un gasto indebido" de 600.000 euros.

La Junta de Personal y el Comité de Empresa del Ayuntamiento de Granada, de los que UGT forma parte,  han exigido al gobierno local que acabe con "los derroches" en personal. En rueda de prensa, los representantes de los trabajadores han criticado "el dispendio" en este área y enumerado las últimas incorporaciones "a dedo", además de decisiones que implican productividades o aumentos de sueldos para mandos de Policía Local o Bomberos. 

"Mientras un lado del embudo se estrecha cada vez más para la mayoría, el otro extremo se ensancha para unos pocos, suponiendo un gasto innecesario e inadecuado del dinero de toda la ciudadanía", argumentan los representantes de la plantilla que recuerdan que se les "mete miedo cada día" con una posible intervención de las cuentas municipales por parte del Estado, advirtiéndoles de que la cosa está "muy mal" y que se pueden producir, incluso, despidos. Y entretanto, agregan, "vemos cómo prácticamente una semana sí otra no se produce una decisión de Personal que beneficia a unos pocos y supone un gasto económico que se niega para las cuestiones justas".

Entre las decisiones que han criticado, se han referido a la contratación "a dedo" de una coordinadora para el área de Movilidad y un titular para la Asesoría Jurídica de fuera del Ayuntamiento; los "doble sueldos" para los altos mandos policiales y de Bomberos; el mantenimiento de los directivos de la empresa Gegsa, "que ya han sido declarados por el propio Ayuntamiento como contratos nulos de pleno derecho"; la productividad del proyecto de Santa Adela, "con una organización opaca y mal distribuida"; o la provisión por libre designación del puesto de apoyo técnico de Urbanismo, con un nivel 29.

Todo ello, según los cálculos de la Junta de Personal y el Comité de Empresa, suponen al año para el Ayuntamiento de Granada "un gasto indebido" de más de 600.000 euros. Un dinero que, según indican, podría ir dirigido, entre otras cosas, a "políticas de Personal que acaben con las injusticias, congelaciones de la carrera profesional, el maltrato a la plantilla y los Servicios Públicos por la crisis". 

Por todo ello piden "altura de miras" al gobierno local, y que "ponga orden" en su política de Personal, "siendo coherentes con lo que dicen y dirigiendo los supuestos pocos recursos que hay para mejorar la plantilla y los servicios públicos que desarrolla".