Los Sindicatos mayoritarios de Granada en el sector público andaluz reclaman el mantenimiento de las 35 horas

12/09/2017 |

Imagen noticia

Delegados y delegadas de la Federación de Empleados de los Servicios Públicos (FeSP) de UGT Granada, junto con sus homólogos de CCOO y CSIF, han participado hoy martes, 12 de septiembre, desde las 12:00 en un concentración ante la Subdelegación del Gobierno en Granada para reclamarle al Gobierno el mantenimiento de las 35 horas en la Junta de Andalucía. Y ello, porque es la segunda vez que se recorta este derecho, porque está afectando a la recuperación económica de nuestra provincia, y por ser un nuevo ataque al Sector Público. También han reclamado la creación de público de calidad y más y mejores servicios públicos para toda la ciudadanía granadina.

Como ha recordado Luis Miguel Gutiérrez Secretario General de la Federación de Empleados/as de los Servicios Públicos (FeSP) de UGT Granada, estamos hablando de 33.000 empleados públicos de la Junta de Andalucía en nuestra provincia, que no solo realizan trabajo para la administración, sino para la ciudadanía en general. La decisión del Gobierno deimpugnar la jornada de 35 horas  fue tomada a su juicio con "nocturnidad y alevosía", haciendo caso omiso al pacto firmado en Mesa General de Función Pública de la Junta de Andalucía, en la que por unanimidad se llegó al acuerdo de volver a las 35 horas por los beneficios que aportan a los empleados públicos y a la ciudadanía en general", explica Gutiérrez.

El ugetista está convencido de que con esta medida pierden todos los granadinos y granadinas, ya que en primer lugar, esto supone que todos los empleados públicos tendrán que volver a trabajar 37 horas y media. Esto tiene como resultado una pérdida de alrededor de 900 puestos de trabajo en Granada, apunta el representante de UGT. Y en segundo lugar, el aumento de horas de trabajo también afecta a la conciliación de la vida familiar y laboral de estos trabajadores, que  ven como el Gobierno vuelve a recortar sus derechos laborales. Y en tercer lugar, la medida provoca que se pierda calidad del servicio que se presta a la ciudadanía.

Y concluye recordando que hasta que el Gobierno no retire su impugnación a las 35 h., se mantendrán las movilizaciones, en concreto todos los jueves, con concentraciones de 15 minutos a las 10h. en las entradas de los centros de trabajo.