Las negociaciones del convenio de Hostelería de Granada, a la espera de mediador

08/09/2017 |

Imagen noticia

Sindicatos y patronal fijarán un nuevo calendario  de reuniones una vez que la Junta nombre al nuevo intermediario: un mediador nombrado por el Consejo Andaluz de Relaciones Laborales (CARL). El nombramiento, al que se avinieron en julio tanto los sindicatos UGT y CCOO como la Federación de Hostelería, es inminente, ya que estaba previsto para los primeros días de septiembre.

Una vez que el organismo dependiente de la Consejería de Empleo elija este mediador "neutral", que actuará como presidente de la mesa de negociación, sindicatos y patronal tendrán que volver a establecer un calendario de encuentros para desbloquear un conflicto que ya dura demasiado y que ha pasado incluso por los tribunales.

El secretario de Hostelería de la Federación de Servicios, Movilidad y Consumo de UGT Granada, Miguel Ángel Prieto, explicó que el nombramiento debe producirse en los próximos días, y que será a partir de ahí cuando se plantee tanto el calendario de reuniones como una posible agenda de movilizaciones. Prieto recordó que en los encuentros de antes del verano ya se mantuvieron encuentros entre las partes con un mediador del Sercla, pero no se logró ningún avance, por lo que los sindicatos solicitaron el nombramiento de un mediador "neutral" por parte de la Junta de Andalucía, una propuesta que fue aceptada por los empresarios.

De momento, Prieto apunta que "todo sigue bloqueado", y que desde antes del verano no se ha producido "ningún cambio". La esperanza de los trabajadores es que tras la campaña estival, que ha sido "muy buena y con mucho trabajo", los empresarios estén dispuestos a acercar posturas y a transigir en temas capitales como la cláusula de ultraactividad, los salarios o los días de vacaciones y descanso.

Además, aunque la actuación del nuevo mediador no será vinculante como la que se realiza en un arbitraje, sí da ciertas garantías ya que a partir de ahora se levantarán actas de los encuentros, en las que se reflejarán las posturas de las dos partes en conflicto.

Esperamos que con el mediador se acerquen posturas y las negociaciones avancen un poco más, indican desde UGT, que lamentan que en los últimos meses no se haya podido ni avanzar ni documentar lo que se hablaba en la mesa de negociación" por la negativa de la patronal a firmar las actas. Con un mediador, los empresarios se avendrán más a negociar, confian.

Los sindicatos esperan que este nuevo intento de desbloquear el convenio sea el definitivo, pese a que las posturas de las dos partes en conflicto no se hayan acercado lo suficiente en los últimos años como para darlo por sentado.