UGT y CCOO reclaman el mantenimiento de la Escuela Andaluza de Salud Pública en Granada

UGT y CCOO reclaman el mantenimiento de la Escuela Andaluza de Salud Pública en Granada

02/03/2021 |

Imagen noticia

Ambos sindicatos critican que los agentes económicos de la provincia no respalden esta unión de fuerzas

El secretario general de UGT Granada, Juan Francisco Martín, tras la noticia de la posible extinción y disolución de la EASP, ha mostrado en primer lugar su preocupación por "el riesgo que supone para los 177 puestos de trabajo", y en segundo lugar, porque se trata de una institución "de prestigio internacional, afincada en Granada, con unas amplias líneas de trabajo en investigación, docencia, salud internacional y consultoría en Salud Pública".

"Supondría una pérdida de influencia para la ciudad de Granada como capital de Innovación en Salud, ya que además, la EASP está integrada en el proyecto que sitúa a la ciudad como referente en este ámbito, junto al Parque Tecnológico de la Salud", ha señalado Martín, que ha recogido los graves momentos que vivimos en la actualidad a nivel global, "donde las actuaciones en materia de Salud Pública y Gestión Sanitaria son vitales para las poblaciones, economía y sociedad en general".  

Los sindicatos de CCOO y UGT Granada han elaborado una declaración conjunta en la que instan al Gobierno de Andalucía al mantenimiento de la Escuela Andaluza de Salud Pública, y el refuerzo de la posición de Granada como una provincia de excelencia en materia de salud pública e investigación biosanitaria. En este sentido, en una rueda de prensa conjunta, los representantes de las dos fuerzas sindicales principales, han destacado que se trata de fomentar el "futuro económico de Granada y luchar por el mantenimiento de los puestos de trabajo de la institución".

En este sentido, tanto desde UGT como CCOO, se ha mostrado el desconcierto ante la ausencia en esta iniciativa de las fuerzas económicas de la provincia, como son la Confederación Granadina de Empresarios y la Cámara de Comercio, instituciones con las que ya se había consensuado una declaración conjunta institucional, y que finalmente no ha podido ver la luz. 

Desde los sindicatos, también se pide al Gobierno andaluz que la sede del futuro Instituto Andaluz de Salud esté en Granada, y cuente con la estructura y personalidad jurídica que le permitan coordinar los diferentes entes y actuaciones para la innovación, formación e investigación tanto en salud pública como biomédica, en cooperación con las sociedades científicas andaluzas y empresas farmacéuticas, y utilizando las sinergias establecidas en el Parque Tecnológico de la Salud y con la Universidad de Granada. 

Los sindicatos han considerado como básica la necesidad de establecer el proyecto 'Granada Capital Salud' sobre el que pivote la innovación y apuesta andaluza por los servicios sanitarios y la investigación biosanitaria y en salud pública que permita la proyección nacional e internacional, generando oportunidades de desarrollo económico y empleo en la provincia. 

Al ser un Centro Colaborador de la Organización Mundial de la Salud, su mantenimiento permitiría continuar con la participación en entidades internacionales de salud pública y gestión sanitaria, además de mantener los más de 100 convenios vigentes y los 14 títulos de postgrado que actualmente imparte.