UGT reclama el liderazgo científico de la Universidad de Granada en la lucha contra el COVID-19

UGT reclama el liderazgo científico de la Universidad de Granada en la lucha contra el COVID-19

31/03/2020 |

Imagen noticia

Desde la Sección Sindical de UGT en la Universidad de Granada  (UGR) se considera que es necesaria la constitución de un Comité Científico de la UGR para la lucha contra el COVID-19, bajo la dirección de una figura (Líder científico) de reconocida trayectoria científica, nacional e internacional, con capacidad de relación institucional e interdisciplinar, experiencia en el campo de la gestión y la dirección de grupos de investigación, preferentemente del campo de la Sanidad, con capacidad de comunicación y carisma. La comisión estaría formada por científicos de primer nivel de nuestros Campus Universitarios.

Como señalan desde el Sindicato, hasta ahora la Universidad de Granada, arrastrada como todas las instituciones por la realidad de los hechos, ha implementado diversas medidas tendentes, por una parte, a dar continuidad a una de sus funciones básicas, la enseñanza y, por otra, a establecer medidas pasivas de lucha contra el COVID-19: medidas de protección de sus trabajadoras y trabajadores, y puesta a disposición de las autoridades sanitarias de sus  infraestructuras y sus recursos materiales y humanos.  UGT ha apoyado y agradecido al Equipo de Gobierno de la UGR su esfuerzo, aunque considera que son mejorables y que en su planificación y gestión debían de haberse compartido con los representantes sindicales, que las habrían enriquecido con su trabajo y conocimiento. Así, señalan, la UGR, aún con buena voluntad, no está contribuyendo, más allá de las medidas pasivas, a esa lucha activa y científica en esta crisis del COVID-19.

Por ello, desde UGT se reclamala necesidad de un liderazgo científico de la UGR, mediante un equipo de investigadores y científicos de la propia Universidad, que le permita identificar las líneas de trabajo inmediato que hay que desarrollar a través de la constitución de un Comité Científico de la UGR.

Desde el Sindicato, se proponen  además las funciones que podría  tener dicho Comité:

* Mantener una comunicación constante, actualizada y eficaz con las Autoridades Sanitarias.

* Aunar, organizar y poner en valor todo el esfuerzo y capacidad científica de la Universidad de Granada.

* Identificar las necesidades científicas de las Instituciones Sanitarias y otras Instituciones y proponer soluciones prácticas y de inmediata ejecución mediante la utilización de los recursos instrumentales, técnicos y humanos de la Universidad de Granada.

* Constituir equipos de trabajo para tareas específicas.

* Coordinar y potenciar las diversas iniciativas que desde algunos grupos de investigación o, incluso, de forma individual se están poniendo en marcha de forma espontánea.

* Unificar criterios científicos con las Autoridades Sanitarias de manera que desde la propia Institución Universitaria se puedan transmitir mensajes médicos y científicos claros a nuestra población, que la protejan de la inundación de falsas informaciones y desatinos que, incluso con buena intención, contribuyen al desconcierto y desconfianza de nuestra Sociedad.  De esta forma este comité podría tomar las riendas de una información real y de calidad, siempre en consonancia con las Autoridades Sanitarias, pero con voz y carisma propios (no meros transmisores de comunicados gubernamentales).

Algunos ejemplos  que señalan desde UGT, de medidas activas que podría gestionar este Comité son los siguientes:

  • Desarrollo o implicación en el desarrollo de test de detección del coronavirus, ya que la propia Universidad tiene laboratorios y personal cualificado para ello. No se trata de desarrollar una “patente propia” si no de aunar esfuerzos con otro centros cercanos con capacidades investigadoras y resolutivas (Genyo, Lorgen etc,) y colaborando con otros centros Universitarios de otras provincias o comunidades autónomas. Esta medida tiene que ser proactiva, es decir, ofrecer una serie de propuestas alternativas en diferentes escenarios, no un mero ofrecimiento teórico.
  • Aplicación de los propios test de detección, una vez homologados, suministrados por las Autoridades Sanitarias, en nuestras infraestructuras como puede ser el aparcamiento del Rectorado, junto a las dependencias de Salud y Prevención, con apoyo de ese Servicio y con el resto de potencial humano cualificado para ello (médicos y enfermería de la Facultad de Medicina).
  • Lectura, confirmación y validación de los resultados obtenidos mediante el uso de nuestros laboratorios y el personal científico adecuado (proveniente de nuestros grupos de investigación).
  • Desarrollo y/o adaptación tecnológico-industrial rápida de elementos instrumentales clave en la lucha contra el COVID-19: Pueden servir de ejemplo el desarrollo de un prototipo de respirador automático (Universidad de Málaga/Junta de Andalucía) o el desarrollo de aplicaciones informáticas de geolocalización para el seguimiento de la expansión de la enfermedad
  • Desarrollo de aplicaciones y simuladores bioestadísticos para el análisis de los flujos de la infección por el virus.
  • Desarrollo de algoritmos para la gestión, utilización, racionalización, previsión de necesidades de los recursos sanitarios existentes.
  • Formación de equipos clínicos (cuadro médico/enfermería) entre su personal docente, para prever su incorporación en caso de colapso del Sistema Sanitario.

Estas medidas solo son un ejemplo de las actuaciones posibles de este Comité, a juicio del Sindicato. Algunas de estas ideas, detallan, ya se están gestando o desarrollando de forma espontánea en la UGR o fuera de ella, por lo que precisamente  se considera que hay que aunarlas, apoyarlas, darle forma, continuidad y medios.

Seguro que la constitución del Comité Científico, bajo una dirección única y reconocida, pondrá en valor éstas y muchas otras medidas que ya deberían estar funcionando en nuestra Universidad, junto con otras que solo el devenir de los acontecimientos pondrá en evidencia.

UGT como Sindicato comprometido con las trabajadoras y trabajadores de la Universidad de Granada, se siente solidario con el  Equipo de Gobierno, pero comprende que debe ofrecerle, como lleva haciéndolo desde hace semanas, ideas y actuaciones en línea con la situación extrema actual, en beneficio de esas trabajadoras y trabajadores, de sus familias y de toda la población y ciudadanía. El  ánimo es constructivo, pero hay que actuar YA.