Cerca de 2.500 trabajadores se desplazan este año a la vendimia francesa desde Granada

Cerca de 2.500 trabajadores se desplazan este año a la vendimia francesa desde Granada

04/09/2020 |

Imagen noticia

Desde la Federación de Industria, Construcción y Agro (FICA) de UGT Granada señalan que se han desplazado desde Granada este año cerca de 2.500 trabajadoras y trabajadores para participar en la campaña de la vendimia francesa, una cifra similar a la registrada el año pasado pero inferior a la alcanzada en el periodo 2015-2017, en que viajaron unos 3.000 cada año. Esta reducción obedece, fundamentalmente, al leve crecimiento de la economía en España y a la menor producción francesa, derivada de la sequía y de las inclemencias meteorológicas (noticia publicada en el periódico IDEAL de Granada el 4 de septiembre de2020, firmada por Mercedes Navarrete).

Francisco Ruiz-Ruano, Secretario de Organización de la Federación de Industria, Construcción y Agro (FICA) de UGT Granada), lamenta las peores condiciones laborales que se dan en el campo granadino en contraposición a las de Francia,  que empujan a los trabajadores a emigrar o incluso a cambiar de sector productivo para poder subsistir. Las condiciones del campo en nuestra provincia, recuerda,  no son las más adecuadas porque algunos empresarios no están cumpliendo los convenios colectivos ni aplican el salario mínimo interprofesional, han criticado.

Los primeros vendimiadores y vendimiadoras ya se están desplazado  a Francia,  apunta el ugetista, en primer lugar a la zona sur, al haberse adelantado el inicio de la campaña de la recogida de la fruta, que este año viene marcada, además, por la pandemia sanitaria originada por el COVID-19 y de los rebrotes que se están dando en toda Europa. Francia, señala el representante sindical, ha diseñado un protocolo bastante bueno de seguridad para que el contacto sea el menor posible a la hora de realizar las labores de trabajo para así evitar contagios. Entre las novedades por la crisis sanitaria, Ruiz-Ruano señala que en la frontera de Francia se pueden poner trabas, ya que pueden exigir que todos los jornaleros lleven la tarjeta sanitaria europea y están obligando a que haya contrato realizado en origen o, de lo contrario, puede prohibir la entrada al país.  Además, informa que el Sindicato ha elaborado una guía con una serie de recomendaciones para los jornaleros para prevenir contagios durante la campaña de recogida de la fruta en Francia, entre las que destacan las siguientes: 

  • Los alojamientos que proporcione el empresario deberán reunir las condiciones adecuadas de habitabilidad, tanto si se trata de vivienda como de habitaciones.
  • En las parcelas se debe priorizar la actividad individual y aislada.
  • Trabaje solo en cada hilera (un trabajador por hilera) respetando una distancia de al menos un metro entre cada trabajador (no trabajar frente a frente, salidas escalonadas, etc.), adaptación según las características de la parcela. Respete el distanciamiento incluso durante los descansos.
  • Aplique las medidas de barrera (lavado o desinfección de las manos) antes de las ocupaciones de los puestos, durante los descansos y antes de abandonar la parcela.
  • Cuando la intervención de varias personas en una tarea sea indispensable, forme parejas o tríos que no cambiarán hasta nueva orden.
  • Priorice el trabajo uno al lado del otro en vez de frente a frente, manteniendo siempre el distanciamiento social.
  • Para pasar las cargas se aconseja que se depositen en el suelo y recogerlas para evitar pasarlas directamente entre los operarios.
  • Cada trabajador debe conservar su herramienta para el mantenimiento y limpieza. Los equipos compartidos deben limpiarse en cada transmisión de un individuo a otro, tanto al comienzo y la finalización de la jornada de trabajo.
  • La utilización de guantes de trabajo para evitar cortarse o mancharse es importante para facilitar el lavado posterior de las manos. Lavarse las manos cada vez que se quite un EPI: guantes, gafas, monos, mascarillas. etc. Llevarse a la cara guantes contaminados puede ser una fuente de infección, por lo que es necesario lavarse frecuentemente las manos y usar cuando sea posible el mismo par de guantes.

La salida de la mayor parte se producirá a partir de la primera quincena de septiembre, extendiéndose hasta finales de octubre, dependiendo de las zonas, y permanecerán en el país vecino entre 20 y 25 días. También, dice,  hay algunos grupos que realizan la vendimia más temprana y luego se trasladan a zonas con recogida tardía, pudiendo permanecer en territorio francés entre 40 y 50 días si enlazan con la vendimia más tardía. El 90 % de los vendimiadores ya ha participado en anteriores campañas y el perfil suele ser el de un trabajador que se dedica al sector agrario en España durante el resto del año, un 60% de ellos  hombres.

Respecto al salario que recibirán los vendimiadores y vendimiadoras, el representante de UGT informa que dependerá de la categoría profesional en la que hayan sido contratados (cortador/a, vaciador/a o porteador/a) y del Departamento francés en el que trabajen. Dicho salario se establece en las distintas comisiones mixtas, lo que equivaldría a los convenios colectivos. Pero nunca, recuerda,  podrá ser inferior al salario mínimo interprofesional de crecimiento (S.M.I.C.), el cual se fija en 10,03 euros/hora (en nuestro país, si se aplica el SMI se paga a 7,13€ la hora, y sin el salario mínimo a 5,20€/hora). Además, la jornada laboral en Francia es de 35 horas semanales, y al superarlas, se cobran horas extraordinarias. que mejora el salario hora entre el 25% y el 50%, dependiendo de las horas realizadas. Por otro lado, los temporeros que trabajan en el campo francés pueden percibir subsidios familiares, en determinadas condiciones económicas y familiares (si tienen más de 2 hijos).

Como en años anteriores, el representante de UGT recomienda a las vendimiadoras y vendimiadores que exijan al empresario francés el contrato en origen y que utilicen los transportes autorizados y líneas regulares de autobuses, ya que los transportistas privados no ofrecen suficientes garantías en el traslado y pueden suponer un riesgo innecesario para el trabajador y la trabajadora. Además, deben tener previsto con antelación el alojamiento en el que se instalarán en Francia, verificar el alta en la seguridad social francesa cuando reciban la primera nómina, y huir de las ofertas de empleo donde se solicitan cuadrillas enteras, con buenas condiciones de trabajo y en las que se solicita una cantidad de dinero para el transporte o traducción de documentos. 

Además, alerta a los trabajadores y trabajadoras que eviten la contratación a través de Empresas de Trabajo Temporal (ETT) españolas, ya que al Sindicato no le consta que estas empresas cumplan al pie de la letra con la normativa sociolaboral francesa, lo que les puede suponer la pérdida, entre otros derechos, de la posibilidad de generar derechos sociolaborales en el país vecino por no cotizar en él.

Por último, recuerda que  UGT ha puesto a disposición de los trabajadores y trabajadoras desplazados, como en campañas anteriores, un teléfono gratuito (900 382 848) para que estén perfectamente informados de sus derechos sociolaborales, y puedan recibir orientación e información sobre las condiciones laborales, los salarios exigibles y la necesidad de evitar el desplazamiento a Francia sin contrato en origen.